México es el segundo país en América Latina más utilizado para lanzar ataques cibernéticos a todo el mundo, porque sus medidas de seguridad son muy débiles y fáciles de controlar, reveló hoy el especialista en la materia, Sergio Solís.

El experto en Cyber Risk de la firma Deloitte en el norte de México expuso lo anterior en el evento Canaco Tech Summit, y advirtió que este tipo de ataques contra las empresas de todos los tamaños seguirá en ascenso.

“México es uno de los países que se utilizan más para hacer ciberataques, estamos entre el octavo y el décimo lugar a nivel global, y en lo que refiere a nivel Latinoamérica somos el segundo lugar, solo por debajo de Brasil", dijo.

Añadió que “no somos el objetivo principal, lo que sucede es que no estamos preparados en materia de ciber seguridad o son muy débiles y bastantes fáciles de controlar por un grupo ciberdelincuentes".

El directivo subrayó que “nos utilizan para desde nuestras computadoras lanzar ataques a otros lados, toman control de esas computadoras en México, se crean esas bootnets o zombie nets".

Alertó que “no nos damos cuenta que nuestros equipos están siendo utilizados por hackers desde otra parte del mundo para atacar a alguien más y eso está pasando todo el tiempo”.

Actualmente, indicó, el 74% de las empresas en América Latina no cuentan con una preparación adecuada y actualizada para enfrentar los crecientes ataques cibernéticos.

Este problema, apuntó, le pasa más a unas industrias que a otras, las empresas de alta tecnología son por supuesto bastante atractivas para la ciberdelincuencia, sobre todo porque es muy redituable.

También los enfrentan las compañías de medios en línea, telecomunicaciones y transportes, comercio electrónico y pagos en línea, financieras y aseguradoras, manufactura, comercio minorista y hospitales, expresó.

“Los delincuentes cibernéticos son cada vez más y cada vez se profesionalizan, ya son grupos organizados de criminales que se dedican a este tipo de robos, fraudes, ataques a las organizaciones", advirtió.

Puntualizó que “esto es muy redituable par los ciberdelincuentes, es algo que va a seguir creciendo, vemos los ataques las 24 horas del día y no van a parar".

Solís expuso que el 58% de los ataques que se recibieron durante el año pasado fueron dirigidos a pequeñas empresas, es decir, aquellas que tienen una plantilla laboral de menos de 50 empleados.

Mencionó que el 92% de las empresas medianas en el mundo, con menos de 500 empleados, ya tienen una persona a cargo de todos los temas de ciber seguridad, ante los constantes ataques recibidos diariamente.

“De las empresas en Norteamérica, esto incluye Canadá, Estados Unidos y México, el 65% de las pequeñas empresas que les llegan a hacer un robo de sus datos, dejarían de operar en menos de un mes“, expuso.