La niña de origen guatemalteco que falleció este 16 de mayo en una estación migrante en Iztapalapa murió a causa de una caída y no de una complicación respiratoria tal y como lo indicó el Instituto Nacional de Migración, explicó Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación.

El funcionario explicó que la menor —de 10 años y quien se encontraba en compañía de su madre— sufrió una caída desde una litera.

“Lamentablemente tuvimos el deceso de una niña guatemalteca que viajaba con su madre, una niña de 10 años, que sufrió un accidente dentro del dormitorio en donde estaba con su mamá al caerse de una litera y fue fundamentalmente el trauma del golpe lo que provocó su deceso”, dijo el subsecretario.

“Hubo una versión de que esto fue derivado de una infección en la garganta, lo cual es cierto, pero no fue ese el problema”, señaló el funcionario.

Asimismo, Encinas explicó que el ingreso de menores a estaciones migratorias está prohibido para los caso en los cuales los niños viajen solo; sin embargo, si estos van en compañía de sus padres se les permite el acceso con la finalidad de que las familias se mantengan unidas.

El subsecretario indicó que se investigan los hechos ante un posible acto de negligencia.

Tras la muerte de la menor, el INM informó que la menor fue atendida por el médico de guardia debido a molestias en la garganta y que había sido trasladada al Hospital Pediátrico.