El legislador de Morena y presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer Bretón, dijo en una entrevista con Radio Fórmula que el espectáculo Solo para mujeres provocó un cambio importante en los derechos de las mujeres.

Solo para mujeres definió una época de un cambio importante en los derechos de la mujer. Cuando empezó el show entraban a cabildo para decidir si nos daban permiso para presentarnos y si los hombres le daban permiso a sus mujeres para vernos“.

El diputado también señaló que incluso Carlos Monsiváis había escrito a propósito del fenómeno Solo para mujeres.

Pero valdría la pena poner las cosas en perspectiva y llamar a las cosas por su nombre: La objetivización y sexualización de cuerpos masculinos y/o femeninos no es derecho de nadie y Solo para mujeres fue diseñado y funcionó en su momento como un espectáculo y un negocio.

En cambio, hay otros hechos que sí fueron un hito en los derechos de las mujeres en México.

Como cuando el 17 de octubre de 1953, el entonces presidente de México Adolfo Ruiz Cortines promulgó una reforma constitucional que otorgó a las mujeres el derecho al voto.

El 3 de julio de 1955 fue la primera vez que las mujeres votaron en México.
El 3 de julio de 1955 fue la primera vez que las mujeres votaron en México.

O cuando el 29 de diciembre de 1914, Venustiano Carranza promulgó una reforma que legalizaba el divorcio.

“Fracción IX. El matrimonio podrá disolverse en cuanto al vínculo, ya sea por el mutuo y libre consentimiento de los cónyuges cuando el matrimonio tenga más de tres años de celebrado, o en cualquier tiempo por causas que hagan imposible o indebida la realización de los fines del matrimonio, o por faltas graves de alguno de los cónyuges, que hagan irreparable la desavenencia conyugal. Disuelto el matrimonio, los cónyuges pueden contraer una nueva unión legítima”.

Venustiano Carranza promulgó una reforma que permitía la disolución del matrimonio.
Venustiano Carranza promulgó una reforma que permitía la disolución del matrimonio.

También cuando en abril de 2007, la Asamblea legislativa del Distrito Federal despenalizó el aborto en la Ciudad de México hasta antes de las 12 semanas de gestación.

Otro ejemplo: En diciembre de 2011 la Cámara de Diputados aprobó la tipificación del delito de feminicidio, con lo que se busca el endurecimiento de penas para castigar asesinatos dolosos de mujeres.

Mayer Bretón también señaló que desde que era stripper y actor luchó por los derechos de las mujeres.

Pero por favor, no olvidemos a Elvia Carrillo Puerto, la líder feminista y sufragista mexicana que luchó de manera incesante por obtener el derecho al voto para las mujeres, hasta lograrlo, en 1953.

Tampoco a Marta Lamas, la investigadora de la UNAM que tuvo un papel clave en la despenalización del aborto en la Ciudad de México, en 2007, y que sigue escribiendo artículos al respecto.

Ni a las legisladoras que empujaron la tipificación del feminicidio como delito, entre las que se encuentran Dolores de los Ángeles Nazares y María Teresa Ochoa Mejía.

Así que, ya poniendo todo en perspectiva, no, Sergio Mayer, es muy probable que Solo para mujeres no haya sido un parteaguas en los derechos de las mujeres.