Una investigación de la Policía de Andorra —país ubicado al suroeste de Europa— descubrió indicios de sobornos de Odebrecht en la construcción de una presa en Michoacán, dio a conocer este lunes Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

La organización resaltó que la obra fue asignada a la empresa brasileña por el entonces gobernador Lázaro Cárdenas Batel (2002-2008) y el costo de la obra se duplicó en la gestión de su sucesor, Leonel Godoy Rangel (2008-2012). Al final alcanzó casi los 3 mil millones de pesos.

Ambos políticos, entrevistados por MCCI, se desligaron de los pagos.

Odebrecht utilizó la Banca Privada de Andorra (BPA) para transferir dinero a una cuenta de Víctor Guerra Reyes, quien fue el responsable de la construcción de la presa “Francisco J. Mújica”, según la investigación citada por MCCI.

El exfuncionario recibió dinero de Klienfeld Services, una de las empresas offshore usada por el departamento de sobornos de Odebrecht para ocultar pagos ilegales: en junio de 2008 le depositaron 50 mil dólares, que luego transfirió a la cuenta de uno de sus familiares, detalló la organización.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad señaló que las transferencias por la presa de Michoacán documentadas suman 433 mil dólares entre 2008 y 2010, pero que aún se “desconoce la suma de dinero que el departamento de sobornos de Odebrecht pagó en esta obra, pues la información documental obtenida hasta el momento es parcial”.

“En nuestra opinión, la operación realizada (en el Banco de Andorra) desde Klienfeld a favor de la cuenta en estudio tiene relación con el pago de alguna ‘comisión’ sobre algún proyecto de obra civil realizado en el estado de Michoacán por la constructora Odebrecht o una filial, en la que Víctor Guerra ha podido participar”, menciona el informe policial, citado por MCCI.