El pastor que ofició el funeral de la “Reina del Soul”, Aretha Franklin, en Detroit, Estados Unidos, se disculpó por el tocamiento a la cantante Ariana Grande en el escenario, que desató una gran indignación en Twitter y Facebook.

La estrella de pop de 25 años de edad cantó el clásico de Aretha Franklin —quien falleció el pasado 16 de agosto—, (You Make Me Feel Like) A Natural Woman, en un tributo de varios músicos a la “Reina del Soul”, en un funeral maratónico al que asistieron expresidentes y distintas personalidades.

Después de su actuación, el obispo Charles H. Ellis III felicitó a Grande mientras pasó su brazo por detrás de su espalda y apretó su mano contra el pecho de la artista.

“Nunca sería mi intención tocar el pecho de ninguna mujer... No sé, supongo que la rodeé con el brazo”, dijo Ellis a los medios de comunicación estadounidenses.

“Quizás crucé la frontera, tal vez fui demasiado amigable o familiar, pero nuevamente me disculpo”, señaló.

Indignación en redes sociales

Seguidores de la cantante han expresado indignación por el incidente, usando el hashtag #RespectAriana en redes sociales, después de que otros usuarios han señalado a Ariana Grande por su reacción ante el abuso.

Algunos comentarios destacaron la incomodidad que sintió la cantante y cómo otras personas que no son figuras públicas han experimentado situaciones similares.

Aunque la cantante no se ha pronunciado explícitamente sobre el tema, en su cuenta de Twitter publicó un mensaje de cariño para sus seguidores.

Con información de AFP