El presidente Enrique Peña Nieto hizo un llamado a los países que integran el Panel de Alto Nivel para Construir una Economía Oceánica Sostenible a estudiar y dar solución a la llegada atípica de sargazo a los litorales del Atlántico Poniente.

En la reunión inaugural del Panel, en el que participó junto con otros 11 jefes de Estado y de Gobierno, propuso que ese grupo pueda trabajar para estudiar y encontrar una solución conjunta ante la presencia atípica de esa alga.

En el encuentro presidido por la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, el presidente de México indicó que el arribo masivo de esa alga puede tener graves repercusiones ambientales, económicas y sociales, especialmente para países del Caribe.

Para contrarrestarlo, propuso la realización de una Conferencia Regional con el apoyo de la ONU en la que se analicen factores como el cambio climático, la conservación de la biodiversidad y la contaminación marina.

En este contexto, enfatizó que preservar la riqueza marina es una tarea prioritaria para un país megadiverso como México, que cuenta con una superficie marina de más de tres millones de kilómetros cuadrados y más 11 mil kilómetros de costas, de las cuales viven más de 30 millones de personas.

En el marco de su gira de trabajo con motivo de la 73 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sostuvo que México tiene una firme determinación de alcanzar un equilibrio entre crecimiento económico, seguridad alimentaria y conservación de los ecosistemas.

El sargazo ha causado afectaciones en Cancún, Playa del Carmen, Tulum y Mahahual, en Quintana Roo, según un estudio de la Universidad de Florida citado por Reforma, y su volumen incrementa hasta en 100 veces los daños causados por la actividad humana en los mares y las costas caribeñas

México trabajará especialmente con Chile y Jamaica, dijo, para que más países de América Latina y el Caribe se integren a esta causa.

Con información de Notimex