Cuando apenas tenía un año como gobernador de Veracruz, Javier Duarte ordenó la compra de una embarcación italiana de lujo, misma que adquirió en Estados Unidos y en la que gastó 790 mil dólares, equivalente a poco más de 15 millones de pesos. Sin embargo, a siete años de su compra y ahora que Duarte está en la cárcel, dicha lancha desapareció, reportó el diario El Heraldo este viernes.

El exgobernador acusado de desviar miles de millones de pesos del gobierno veracruzano estrenó su lujosa nave durante los festejos de La Candelaria y la utilizaba para pasearse por el estado mientras era observado por sus colaboradores y los habitantes de Tlacotalpan, señala la publicación.

A pesar de haber sido decomisada por la Procuraduría General de la República (PGR), las autoridades no saben en dónde se encuentra, ya que lo último que saben de ella fue que estaba descompuesta, ya que estaba diseñada para ser navegada en aguas europeas, pero al utilizarla en lagos mexicanas dejó de funcionar, de acuerdo con las declaraciones de Carlos Enrique Hernández Azuara, quien encabeza a los fiscales del caso Duarte de Ochoa.

La pérdida de la ubicación de la lancha fue confirmada por la PGR a diarios nacionales

“Nunca apareció, esa lancha, lo que sabemos dentro de la investigación es que estaba fabricada para los lagos europeos, al meterla en los lagos mexicanos se echó a perder y ya no hubo manera de repararla y no sabemos dónde quedó”, señaló.