La Procuraduría General de la República dice no estar satisfecha con la sentencia de nueve años de prisión aplicada al exgobernador Javier Duarte. Pero no hará nada por impugnarla.

El titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, Felipe Muñoz Vázquez, reconoció en conferencia de prensa que la investigación contra el exgobernador de Veracruz sigue abierta y que hay otros implicados en la red de corrupción que desfalcó al erario y se seguirán procesos contra ellos.

A Duarte —acusado de un desfalco millonario al Gobierno de Veracruz y preso en el Reclusorio Norte— un juez le dictó anoche 9 años de prisión, sin embargo, su defensa buscará que pase solo la mitad de ese tiempo en prisión, lo cual se reduciría a 3 años, si se considera el año y 5 meses que lleva en la cárcel.

Duarte podrá recibir beneficios de ley, como reducción de pena u otras, si el Poder Judicial así lo determina, señaló este jueves Muñoz Vázquez.

Detalló que la PGR eligió una estrategia jurídica de proceso abreviado en el que se logró una sentencia condenatoria contra Duarte, al haber admitido ser penalmente responsable de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

La ley prevé la posibilidad de un proceso abreviado al admitir su culpabilidad, en los artículos 201 y 202 del Código Nacional de Procedimientos Penales. “Es un derecho del acusado solicitar dicho procedimiento una vez admitida la responsabilidad de los delitos que se le imputan y acepte la sentencia con base a los medios de convicción aportados por el agente Ministerio Público de la Federación”, dijo el funcionario