La pieza conocida como “K invertida” fue diseñada por ingenieros mexicanos, pesa 180 toneladas y tiene tres metros de diámetro, de acuerdo información proporcionada por la Conagua en diferentes comunicados y conferencias de prensa.

El “palo” de la "K" integraba una de las dos líneas de alta presión, mientras que la otras partes más pequeñas estaban unidas a la primera con la finalidad de que actuaran como una especie de lazo que permitiría que los motores de bombeo (de cada una de las conexiones) impulsara el agua mediante cualquiera de las dos tuberías.

OJO AQUÍ 🧐 La ‘K invertida’ no sirvió de nada pero nos dejó estos memes

Sin embargo, la misma Comisión Nacional del Agua dijo que finalmente la pieza no embonó debido a que el agua que corría por las dos líneas —conectadas por la "K"— arrastró la pieza entre “cinco o seis centímetros”, por lo que tuvo que ser desmontada y sustituida por una tubería lineal y dos válvulas, retrasando el suministro de agua por más de 40 horas, es decir, casi dos días.

“Derivado de que el movimiento que se presentó fue un movimiento superior a lo que esperábamos, es decir aproximadamente un movimiento de 3 mil toneladas, de acuerdo a los cálculos que se hicieron por la noche, es que decidimos inhabilitar la pieza 'K'”, dijo José Luis Alcudia, vocero de la Conagua.

Luego del fallo de la pieza para la obra que costó más de 500 millones de pesos, la comisión informó que revisarán las sanciones y harán “el análisis correspondiente para poder determinar qué tipo de sanciones son, si son sanciones de penalizaciones a la parte de la empresa o cómo tendría que realizarse”.