Durante el invierno, de noviembre a febrero, es común que en la Zona Metropolitana del Valle de México se presenten inversiones térmicas debido a que el aire frío y caliente de la atmósfera se invierten e impide que los contaminantes se dispersen, haciendo es más fácil que entren a los pulmones.

Además, los niveles de contaminación se incrementan durante diciembre por las celebraciones de la temporada, el aumento en la actividad vehicular y el uso de pirotecnia.

Ante esta situación te dejamos recomendaciones en caso de contingencia ambiental:

  • Niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con problemas respiratorios y cardiovasculares deben reducir el tiempo de exposición en exteriores.
  • Sustituye las actividades de gran esfuerzo físico por otras de menor esfuerzo
  • Reduce el tiempo de ejercicio y no te ejercites cerca de vías de tránsito intenso
  • Limita las actividades cívicas, culturales, deportivas y de recreo al aire libre
  • Usa el transporte público y reduce tu uso de automóvil
  • No quemes llantas ni basura y no hagas fogatas
  • No detones fuegos artificiales