“Las feminazis dicen que en los 50 la mujer vivía oprimida, también dicen que en 2018 la mujer vive oprimida. Seguramente en en el 2250 la mujer también vivirá oprimida. No importa qué año sea, ellas se sienten tan inferiores al hombre que siempre van a ser unas oprimidas mentales”, dice uno de los tantos tuits en contra de mujeres feministas —porque también hay hombres—, un movimiento ideológico que ha sido denostado por una palabra que es... tan pendeja como errónea.

Pero, ¿de dónde surgió el término, qué significa y por qué es erróneo y machista?

En agosto pasado, a la Real Academia Española le consultaron vía tuiter el significado de la palabra, y la respuesta le costó muy caro. Vean por qué.

¿Dónde nació la palabra feminazi?

No, pseudoprogre, tú no inventaste el término.


La investigadora en temas de género de la UNAM Amneris Chaparro, explicó a mexico.com que el término nació durante la Segunda Guerra Mundial para referirse a las mujeres que formaban parte de los grupos nazis y fascistas de la extrema derecha.

Fue hasta la década de los noventa cuando el término se esparció en los estadounidenses, luego de que uno de los locutores de radio más escuchados, Rush Limbaugh, se refirió en su programa como “feminazis” a las mujeres que estaban a favor del aborto y se manifestaban por la legalización. Se lo atribuyó al académico Thomas Hazlett y lo usó para referirse a “una feminista para quien lo más importante en la vida es garantizar que se produzcan tantos abortos como sea posible.”

OjO AQUÍ: 👀 4 mitos del aborto explicados por expertos

Limbaugh es el locutor de línea conservadora más escuchado en Estados Unidos, con una audiencia semanal de 14 millones de personas, según un ranking de 2017. En su portal, agradece a Dios por el hecho de que Donald Trump está haciendo por su país “en un mundo lleno de gente despreciable”.


“Este señor decía que las feministas estaban cometiendo una suerte de genocidio al intentar tener derechos”, señala Chaparro.

Pero el término, asegura la investigadora, despareció del espectro social, pues la lucha feminista en la segunda mitad de los 90 estuvo fuera de foco y de las calles, a diferencia de las décadas anteriores.

The Guardian publicó en 2015 que “en términos más generales, la palabra pretendía referirse a mujeres que callaban a sus oponentes con prácticas ortodoxas y autoritarias. (...) Más recientemente, así es como surgió, una palabra en torno a la cual las personas, como los Activistas por los Derechos de los Hombres (MRA, por sus siglas en inglés), emplean cuando sienten que una feminista ha ido demasiado lejos, lo cual, generalmente, ocurre en las redes sociales”.

OjO AQUÍ: 🔎 Aborto clandestino: cifras negras y alternativas seguras

¿Por qué es incorrecto y pendejo decir ‘feminazi’?

El feminismo pugna por los derechos de la mujer y la paridad de género en todos los espacios de la vida de una personas. El nazismo fue un movimiento xenófobo que llegó al extremo del genocidio.

“(Feminazi) es un término que se utiliza de manera indiscriminada para descalificar cualquier intento de avance, de reclamo o de queja que provenga de una mujer, en especial de la que se asume como feminista. Se va volviendo una especie de lengua franca para descalificar a quienes luchan por los derechos”, asegura la investigadora de la UNAM.

La naturaleza del feminismo es ser “incómodo”, pues busca romper esquemas y estructuras sociales sobre el papel de la mujer en los diferentes núcleos.



“El feminismo siempre va a encontrar resistencia y ha generado este tipo de reacciones (...) siempre que el feminismo logra algo o tiene un éxito, siempre va a haber una reacción antifeminista, el término feminazi es eso”, advierte Amneris Chaparro.

La escritora feminista inglesa Laura Bates y fundadora del proyecto Sexismo de cada día (everydaysexismproject) ha dicho que el término “es un intento desesperado por demonizarnos, y es frustrante, porque si no fuera una palabra tan ofensiva, podrías comenzar a abrazarla y reconocerla (...) Porque el insulto es no solo a las feministas, sino también a las víctimas del totalitarismo pasado y presente, no es algo que el feminismo simplemente decida poseer", difundió The Guardian.

La editora adjunta del News Statemen, Helen Lewis, publicó en medio de una polémica que “la idea de combinar un movimiento de liberación con el nazismo es simple y profundamente ignorante”.

Sobre si el término feminazi implica violencia de género, la investigadora responde que sí lo es, pues se dirige no solamente a una persona, sino a un movimiento, el cual se asocia a un hecho deplorable como lo es el holocausto y el asesinato masivo de personas.

“Lo importante es hacerle ver a las personas que el término feminazi no es un juego. Cuando usamos palabras, estamos diciendo cosas con ellas. No es un término que deba tomarse a la ligera", señala.

En México se refiere a un movimiento que puede tener logros importantes ante grandes rezagos en paridad de género, violencia y crímenes graves.