Roberto Moyado Esparza, alias “El Betito”, presunto líder de la célula del narcotráfico “La Unión Tepito”, fue capturado la tarde de este miércoles por elementos de la Policía Federal en la Ciudad de México.

El anuncio de la detención de este sujeto fue hecha por el propio secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, a través de su cuenta de Twitter, en donde aseguró que dicha banda es uno de los principales “generadores de violencia" en la capital del país.

El líder

Tras la muerte de Francisco Hernández, alias “Pancho Cayagua”, Moyado Esparza quedó a la cabeza de “La Unión Tepito”.

De acuerdo con Renato Sales, titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), “El Betito” cuenta con antecedentes penales desde 2008, año en el que fue detenido por robo y hasta 2015, según información de Reforma, sobre él pesaban alrededor de 20 homicidios.

Además, de acuerdo con autoridades, Moyado Esparza es señalado por despojo, secuestros y lavado de dinero entre otros ilícitos, particularmente en la zona centro de la capital, pero con probable actividad criminal en otras delegaciones: “También se le investiga por diversos homicidios”, resaltó el comisionado.

La detención del capo se registró en el Pedregal, al sur de la Ciudad de México, y, según informó Sales Heredia, “El Betito” había cambiado su imagen física con la finalidad de no ser capturado ni identificado por sus adversarios. El titular de la CNS informó que Moyado Esperza se realizó prótesis capilar y un bypass gástrico con lo que bajó más de 30 kilogramos.

Al momento de su captura, a “El Betito” le fueron asegurados 10 mil dólares americanos, cuatro mil 700 pesos mexicanos, 140 dosis de crystal y un arma corta.

La Unión Tepito

De acuerdo con autoridades, “la Unión Tepito” es uno de los principales grupos generadores de violencia en la Ciudad de México, cuyo principal giro es el narcomenudeo.

En conferencia de prensa, Renato Sales detalló que dicho grupo opera, principalmente, en la zona centro y poniente de la Ciudad de México.

Además, el grupo de la “Unión Tepito” también está vinculado al cobro de derecho de piso, extorsión y homicidios por la lucha territorial.

Asimismo, dicho grupo está directamente vinculado al hallazgo de dos cuerpos desmembrados que fueron hallados en la zona de Tlatelolco.