La Suprema Corte de Justicia de la Nación dio un amparo a un matrimonio homosexual para que registren a su hijo con el apellido de ambos.

La resolución de la Corte llega dos años después de que un juzgado de Yucatán negara el derecho a la pareja de registrar a su hijo con sus respectivos apellidos, argumentando que solamente uno podía dar su apellido al menor.

La pareja, detalló la Corte, acudió a un proceso de reproducción asistida para ampliar su familia para lo que uno de los padres donó esperma. Tras el nacimiento del menor, el Registro Civil del estado se negó a registrar a su hijo con el apellido de ambos argumentando que solamente uno era el padre biológico al donar esperma.

“El día de hoy, 21 de noviembre, al votar el proyecto elaborado por el Ministro José Ramón Cossío, la Primera Sala determinó revocar la resolución del Juzgado Quinto de Distrito del estado de Yucatán, y otorgar el amparo a R y C, para el efecto de que el Registro Civil inscribiera al niño con los apellidos de los cónyuges y reconociendo la paternidad de ambos”, indicó el organismo mediante un comunicado.

Sin embargo, esta no era la primera vez que el hoy matrimonio enfrentaba trabas legales, pues cuando ambos decidieron casarse el Registro Civil de Yucatán se negó por lo que también recurrieron a un juicio de amparo.

“La presente sentencia representa un paso fundamental en el reconocimiento a la igualdad y combate a la discriminación y exhibe la ausencia de medidas legislativas y de otra índole para garantizar en el estado de Yucatán el derecho de las personas LGBTTTI a no ser discriminados por su orientación sexual o identidad de género, a pesar de ser, desde hace más de 10 años, un reclamo de diversos colectivos y organizaciones de derechos humanos”, señala el comunicado.