Un grupo armado a bordo de dos camionetas secuestró a 19 personas que viajaban a bordo de un autobús de línea en la carretera San Fernando-Reynosa sin que hasta este lunes se haya presentado denuncia alguna ante la Procuraduría General de Tamaulipas.

El vocero de seguridad de Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, dijo la mañana de este lunes a Radio Formula que presumen que podría tratarse de migrantes y descartan la posibilidad de un robo, porque el conductor de la línea de autobús regresó a la terminal.

OjO AQUÍ: EU deporta migrantes a una de las ciudades más peligrosas de México

Rodríguez dijo también que desde febrero pasado habían advertido al gobierno federal sobre el riesgo que enfrentan los migrantes en esta zona fronteriza y viajan a Reynosa, pues miembros del crimen organizado los detectan en las terminales de autobús para secuestrarlos, pese a que la mayoría son escoltados por la Policía Federal.

La Secretaría de Gobernación no ha hecho comentarios al respecto, tampoco el Instituto Nacional de Migración.

San Fernando fue escenario de una de las masacres de migrantes más dolorosas, cuando 72 ciudadanos de países de Centroamérica fueron acribillados por el grupo criminal Los Zetas en un predio en este municipio entre el 22 y 23 de agosto de 2010. La historia se dio a conocer gracias a que uno de ellos logró huir y solicitar auxilio a una base de la Marina.

El hecho puso en evidencia los riesgos que enfrentan los migrantes centroamericanos a manos de grupos criminales en su travesía desde la frontera sur hasta los límites con Estados Unidos.