El titular de Seguridad Pública y Ciudadana, Alfonso Durazo, afirmó que 19 migrantes desaparecidos luego de ser bajados de un autobús en Tamaulipas no habrían sido secuestrados sino que grupos de crimen organizado los habrían trasladado a Estados Unidos.

El funcionario dio a conocer que una de las líneas de investigación es que los migrantes “contrataron” a los hombres armados que los bajaron del autobús en San Fernando, Tamaulipas. Señaló que de acuerdo con reportes de inteligencia, los grupos delictivos “ofrecen el servicio de traslado a EU”.

En conferencia de prensa afirmó que la investigación arrojó que los sujetos llevaban un listado de las personas que bajaron y que “la ausencia de violencia y que no hayan sido solo bajados solo hombres minimiza la posibilidad de riesgo” de las personas.

Sostuvo que no hay denuncias en Honduras, El Salvador o Guatemala acerca de la desaparición de estos migrantes.

El pasado jueves, el grupo de hombres que viajaban en un autobús de pasajeros fueron bajados del vehículo por individuos armados a la altura del municipio de San Fernando, en su camino a Ciudad Victoria, Tamaulipas.

En agosto de 2010, en San Fernando fueron secuestrados y asesinados 72 migrantes, en su mayoría centroamericanos, cuando viajaban de manera clandestina hacia Estados Unidos, masacre atribuida a Los Zetas.