The Washington Post debutó en su primer comercial en el Super Bowl, con un mensaje que destaca la importancia de las noticias y los riesgos que enfrentan los periodistas.

Durante el juego del domingo entre los Patriotas y los Carneros, el spot de 60 segundos, narrado por Tom Hanks, se emitió en el último cuarto del juego, poco antes de la advertencia de dos minutos.

El comercial producido en conjunto con Mark Woollen y Asociados, muestra escenas de los mayores eventos en la historia de la humanidad como la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días.

Hanks narra el rol de los periodistas como testigos y recolectores de la verdad, en una profesión que es importante en nuestra sociedad.

El mensaje también contiene un tributo a los periodistas asesinados como el reportero Austin Rice, quien está desparecido en Siria por más de seis años. El columnista Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul.

Además de Marie Colvin, corresponsal de The Sunday Time en Londres, asesinada en 2012 por fuerzas Sirias.

Los 60 segundos terminan con el logo de The Washington Post y el eslogan La democracia muere en la oscuridad.