El presidente Andrés Manuel López Obrador cedió ante gobernadores y retiró su propuesta de que superdelegados fungieran como secretarios técnicos de las reuniones de gabinete en materia de seguridad en los estados.

Tras la reunión entre la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y López Obrador del martes, mandatarios estatales señalaron que se llegó al acuerdo de que ellos serán quienes llevarán el mando en seguridad en las juntas de gabinete de las entidades.

De esta manera, se acordó que un secretario técnico designado por el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, estará presente en dichas reuniones, reportó Reforma.

La petición contra los superdelegados inició con el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien justificó que era una falta contra la Ley de Administración Federal y la autonomía de cada estado.

El presidente López Obrador dijo este miércoles en su conferencia matutina que esta diferencia con los gobernadores había sido un malentendido y explicó que la Guardia Nacional se encargará de la seguridad pública en todo el país.

"Había malos entendidos. Faltaba información. Una vez que se aclaró se resolvió el problema. Se pensaba que los coordinadores regionales iban a ser secretarios técnicos. Yo les aclaré que es la Guardia Nacional, en proceso de creación, la encargada de atender todas las coordinaciones de Seguridad Pública en el país. Existen ya los nombramientos en cada coordinación”, señaló.