El presidente de Estados Unidos Donald Trump aceptó cerrar su fundación de caridad, The Trump Foundation, denunciada por conducta ilegal, de acuerdo con la fiscal general de Nueva York, Barbara Underwood.

En junio pasado, la Fiscalía de Nueva York presentó una demanda contra el mandatario y sus tres hijos mayores, Donald Jr., Ivanka y Eric, por utilizar la fundación para fines personales y en beneficio de la campaña presidencial del magnate en 2016.

La organización será disuelta y sus activos serán distribuidos en otras obras de caridad. La fiscal dijo que el dictamen representa una importante victoria para el imperio de la ley y deja en claro que las normas son iguales para todos.

La demanda también busca la restitución de millones de dólares, además de sanciones y una prohibición al presidente Trump y a sus tres hijos mayores de servir en las juntas de otras organizaciones benéficas de Nueva York.