La plataforma digital de transporte y entrega a domicilio de comida, Uber y Uber Eats, informó que la medida de retención de impuestos no afectará las tarifas de sus clientes ni las ganancias de los conductores y repartidores.

Con el nuevo esquema, Uber pagará directamente al Servicio de Administración Tributaria el importe de ISR e IVA que le corresponde pagar a los socios conductores y repartidores cada mes, según explicó la empresa en un comunicado.

La tasa del IVA será del 8%, mientras que el ISR será del 3% al 9%, dependiendo de las percepciones económicas de casa socio conductor y repartidor, detalló la empresa.

La medida se prevé que inicie el 1 de junio de 2019, será opcional para los socios que solo tengan ingresos por los servicios prestados en la aplicación.

¿Cuáles son los beneficios?

Cumplimiento de obligaciones fiscales

*Acceso a constancias de cumplimiento fiscal que permitirá obtener productos financieros como créditos accesibles para adquirir una casa, a través de la Sociedad Hipotecaria Federal

*Reducción de 13 a 1 el número de declaraciones que deben presentar las personas físicas con actividad empresarial

*La medida permitirá a los trabajadores independientes afiliarse al régimen voluntario del IMSS