El gobierno de la Ciudad de México emitió un decreto, el cual prohibe la venta de celulares, medicamentos y bebidas alcohólicas en tianguis, bazares y otros puestos de abasto popular.

Tampoco se podrán realizar tatuajes, perforaciones y/o micropigmentación, con el fin de evitar riesgos sanitarios.

El gobierno capitalino explicó que el propósito es establecer los mecanismos en materia de abasto, horarios de funcionamiento, áreas comunes, giros y atribuciones de estos puntos de comercio público.

Aclaró que el comercio que incumpla con estas disposiciones será objeto de una recomendación, de una amonestación o sanción mediante labor social, suspensión temporal o cancelación del permiso de operación.

El horario para la operación de los mercados móviles será de 08:00 a 19:00 horas (zona limpia) y se podrá ampliar a petición de la asociación civil a la alcaldía 15 días hábiles anteriores a la fecha requerida, siempre y cuando se responda a las exigencias de la demanda en determinadas fechas festivas.

El consumo o venta de bebidas embriagantes, tanto en la zona del mercado móvil como en los alrededores y en no menos de 100 metros a la redonda.