Norberto Rivera, arzobispo emérito de México, dijo que los hombres que ingresaron a su casa y desataron una balacera —en la que murió un policía que resguardaba el inmueble— acudieron con la intención de agredir, aunque no precisó si el ataque iba dirigido a él.

“Vinieron con un sobre de paquetería para entregarlo, pero no era un sobre (...) Venían con deseos de agredir”, dijo Rivera en entrevista con Foro TV.

Aseguró que espera que las autoridades “puedan investigar bien” el caso para determinar por qué se cometió el ataque.

También recordó que hace 8 años hubo otro incidente en la Curia del Arzobispado de México, cuando era arzobispo primado de México y entregaron un paquete presuntamente con material explosivo.

“Hace unos 8 años que llegó ahí, lo recibió mi secretario (José Ortiz); la desactivó y en eso quedó”, indicó Norberto Rivera.