La Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Gustavo Rodríguez González, quien fuera vocero de Rosario Robles cuando fue titular de la Secretaría de Desarollo Social, por supuestamante autorizar un pago millonario a una empresa de comunicación en Hidalgo.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Rodríguez González realizó pagos a la empresa Radio y Televisión de Hidalgo (RTH) sin contar con documentación –entregables- que demostraran la prestación de los servicios de comunicación.

Por dicha razón, Gustavo Rodríguez fue destituido de su actual cargo como titular de Comunicación Social de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), cuya titular es Rosario Robles.

Según reportes de la Auditoría, entre 2014 y 2016, tanto en la Sedesol como la Sedatu se realizaron presuntos desvíos de recursos que ascienden a más de mil 900 millones de pesos.

En conferencia de prensa, Rodríguez González aseguró que se defenderá de las acusaciones ante las instancias correspondientes.

“Me estoy separando del cargo, lo hago para iniciar mi defensa ante las instancias correspondientes al estar plenamente convencido de que el Órgano Interno de Control no agotó el principio de exahustividad", señaló el exvocero de Robles.