Este viernes, el vuelo AM198 de Aeroméxico rumbo a Mexicali sufrió un retraso de más de media hora y esta vez no fue por la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, sino para esperar a una funcionaria federal.

La historia fue contada en Twitter por Jorge Rioja, quien relató que cuando el avión estaba a punto de despegar, el capitán les informó que debían volver por un pasajero, “por orden presidencial”.

Minutos después, pasajeros notaron que la espera había sido para que abordara Josefa González-Blanco, titular de Semarnat.

La funcionaria fue fotografiada en el avión por el propio Rioja.

Fuentes allegadas a Aeroméxico confirmaron que la aeronave aún no despegaba y que tuvo que aguardar por una orden que el piloto recibió desde la torre de control.

OjO AQUÍ: ‘Es horrible que AMLO venga en mi vuelo’, dice azafata

Al llegar a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador puso a la venta el avión presidencial, y desde entonces, tanto él como los miembros de su administración viajan en vuelos comerciales.

En sus primeros 100 días de gobierno, el mandatario y su equipo gastaron 3.9 millones de pesos en boletos de avión y 1.5 millones en viáticos.