2007 fue el año en el que Björk visitó México por primera vez, en aquel momento presentaba un espectáculo en el que se pintaba la cara de colores y se levantaban enormes banderas mientras cantaba Declare Independence, la gira que la trajo a la única edición del festival Sonofilia, a las afueras de Guadalajara, Jalisco, fue la del álbum Volta.

En 2012 regresaría a nuestro país para presentar Biophilia en Cumbre Tajín —en el estado de Veracruz— en donde se presentó con una enorme peluca rojiza, un vestido azul metálico, un coro de mujeres y una serie de instrumentos creados especialmente para aquel álbum. Uno de los más recordados es el gameleste.

La primera vez que la cantante islandesa pisó CDMX para ofrecer un concierto fue el 29 de marzo de 2017 en el Auditorio Nacional y, el 2 de abril, como parte del elenco del cartel de Ceremonia. En aquella gira la vimos acompañada solamente de una orquesta y en el festival interpretando temas de Vulnicura por lo que viajó acompañada el productor venezolano Arca.

Dos años después, Ocesa anunció que Björk ofrecerá tres conciertos en el Parque Bicentenario de CDMX con la gira Cornucopia los días 17, 20 y 23 de agosto, esto emocionó a sus fans y a la vez los puso en aprietos, ya que el costo de los boletos va de los mil 500 a los 10 mil pesos (sin tomar en cuenta el cargo extra de Ticketmaster).

El trabajo de Björk se distingue por no quedarse en el plano musical, sino siempre ir más allá, hacia una propuesta artística multidisciplinaria. Y, bueno, producir este tipo de espectáculos suele ser bastante costoso. Si ya decidiste invertir todos tus ahorros en ir a esta mini gira, te explicamos qué es lo que verás, escucharás y, lo más importante, entender ¿por qué son tan caros los boletos?

¿Qué es una cornucopia?

La cornucopia, mejor conocida como el cuerno de la abundancia que simboliza la prosperidad. Este tiene su origen en la mitología griega ya que se dice que la cabra Amaltea alimentó con su leche al dios Zeus, quien siendo un niño rompió uno de sus cuernos por accidente por lo que, para compensar el daño, lo convirtió en una fuente de la que brotaban flores y frutos de manera infinita.

El concepto detrás de Cornucopia

Björk tomó este concepto para presentar en vivo su álbum Utopia (2017), para ello llamó a la cineasta argentina Lucrecia Martel (Zama, 2017), quien fue la encargada de desarrollar esta puesta en escena en la que Björk se presenta con el Hamrahlíð Choir —un coro de 50 personas del que ella fue parte cuando era joven— además del septeto de flautas Viibra, Katie Buckley en el arpa, el baterista y percusionista Manu Delago, un grupo de 15 bailarines y el equipo que hace posible que nieve cuando interpreta Body Memory, la canción más importante del espectáculo.

Esta no es la primera vez que Manu Delago (izquierda) y Katie Buckley (derecha) viajan en una gira con Björk.
Esta no es la primera vez que Manu Delago (izquierda) y Katie Buckley (derecha) viajan en una gira con Björk.

Los conciertos de Björk suelen ser más una propuesta escénica que un simple concierto, para muchas de sus giras ha desarrollado tecnología especial tanto audiovisual como instrumentos musicales; en esta ocasión canta al ritmo de una flauta circular que tocan cuatro músicos y las organ pipes, que son tubos que hacen más grave el sonido del órgano.

El escenario donde los músicos y el coro se encuentran está rodeado por cortinas traslúcidas donde se proyectan animaciones de creadas por Tobias Gremmler, además de que se creó un sistema de sonido 360 que rodea al público y un sistema de iluminación fabricado especialmente para Cornucopia.

El vestuario de Cornucopia

Björk se distingue por la excentricidad de sus vestuarios, incluso el memorable vestido de cisne con el que asistió a la entrega del Oscar en 2001 ahora forma parte de la exposición Notes on Camp, del MET.

Esta área de Cornucopia quedó en manos de Olivier Rousteing, el director creativo de la casa de moda francesa Balmain. De nueva cuenta complementa sus atuendos con máscaras y tocados de James Merry.

Aunque también ha lucido diseños de Iris van Herpen, diseñadora que se caracteriza por la originalidad en las siluetas que confecciona. Ha innovado en crear prendas a partir de piezas cortadas con láser y ensambladas una por una de manera artesanal.

En cada presentación, sus músicos y bailarines visten como ninfas que pasean alrededor de este paisaje de fantasía.

Los músicos e instrumentos de Cornucopia

Desde Volta, Björk ha creado música con instrumentos cuyo sonido es desconocido por muchos, tal es el caso de la reactable —literalmente una mesa electrónica con la que podía generar sonidos a través de piezas— con la que produjo gran parte de aquel material.

Para Cornucopia repite el experimento, de modo que desde la composición de los temas buscó estos instrumentos y adaptó algunos de sus clásicos para interpretarlos en sus presentaciones en vivo.

Flauta circular

Cuatro flautas traversas fueron unidas en un círculo que integra la primera flauta circular del mundo: tiene ocho metros de largo, 2.5 metro de diámetro y para transportarse se divide en 16 piezas que caben en un maletín. Fue diseñada por el fabricante de flautas Jean Yves Roosen para el estudio creativo islandés Brynjar & Veronikaowne. Y sí, Björk tiene esta rareza en su show.

Segulharpa

Un instrumento acústico electromagnético que tiene 25 cuerdas de acero ocultas en su interior, cada una de ellas interactúa con poderosos campos magnéticos creados por circuitos analógicos internos. El sonido se libera al tacto de una serie de sensores incrustados en el cuerpo de madera que forma este instrumento musical creado por Úlfur.

Aluphone

El músico danés Kai Stensgaard y el diseñador Michael Hansen crearon el aluphone, un instrumento basado en la estructura y sonido de la marimba. Las campanas que contiene se pueden montar de diferentes maneras dependiendo del sonido que se busca lograr, incluso se pueden desmontar para usarlas en las manos y hacer música.

Xylosintetizador

También conocido como el sintetizador xilofónico, es un instrumento de percusión basado en la forma de un xilófono, pero tiene que acompañarse de un software y de un teclado midi para su interpretación, ya que sin esto seria imposible utilizarlo. Will Wernick creó este instrumento —que ahora acompaña a Björk— en Leicester, Inglaterra, en 1986.

Organ Pipes

Björk logró que las notas graves del órgano suenen aún más con estos dos tubos de acero: uno de 360 kilos y otro de 153 kilos a este instrumento. El sonido que producen es tan profundo que hace temblar el lugar en donde Cornucopia se presenta.

Violín Multi Piezoelectric

El cuerpo de este violín está compuesto de cinco piezas que fueron impresas en 3D y montadas en un muro sonoro digital. Fue diseñado por Monad Studio con el apoyo de un grupo de estudiantes de arquitectura quienes tuvieron mucho que ver en cómo se ve.