Encuentro Social y Nueva Alianza perderán su registro como partidos políticos después de haber recibido al menos 4 mil 550 millones de pesos desde su reconocimiento oficial.

Con ese dinero, podría costearse un 25% de la reconstrucción de escuelas en el país y también representa el doble del fondo de 2 mil millones de pesos que se destinarán a reconstrucción de vivienda para los damnificados por el sismo del 19 de septiembre en Ciudad de México.

Los 4 mil 550 millones 464 mil 275 pesos destinados a ambos partidos equivalen a más de 5 millones de salarios mínimos; también se podrían comprar 3 millones 431 mil 722 canastas básicas.

Si lo comparamos con otros gastos, se pueden adquirir 3 mil 16 autos Tesla en su modelo más austero.

El partido de la maestra

El Partido Nueva Alianza fue fundado el 30 de enero de 2005 por integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, bajo el liderazgo de Elba Esther Gordillo. Recibió su registro ante el INE el 15 de julio del mismo año y desde entonces y hasta 2018 ha recibido 3 mil 478 millones 394 mil 361 pesos por concepto de actividades ordinarias permanentes y gastos de campaña.

Desde su creación, se ha aliado con otros partidos para impulsar a sus candidatos a gobernadores y a la presidencia.

En 2006, su apoyo a Felipe Calderón no fue formal, pero en un mitin de Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo se difundió un audio de Gordillo con un gobernador donde le daba instrucciones de qué candidato debían apoyar.

En 2012, no apoyó formalmente a Enrique Peña Nieto, pero sí al PRI en las elecciones a gobernador en los estados. En el Congreso, tiene actualmente 12 escaños en la Cámara de Diputados y no tiene representación en el Senado.

En la elección del 1 de julio quedó debajo del 3% de los votos en las tres elecciones:

  • Presidencia: 0.99 %
  • Cámara de Diputados: 2.37 %
  • Senado: 2.48 %

El partido evangelista

Encuentro Social fue fundado como asociación civil en 2003. En 2006 obtuvo su registro como partido local y el 9 de julio de 2014 se convirtió en un partido nacional.

En los últimos cuatro años ha recibido al menos mil 72 millones 69 mil 614 pesos, con los que ha impulsado una agenda de centro derecha, que se opone a derechos relacionados con la comunidad LGBT, como el matrimonio entre personas del mismo sexo, así como a políticas en materia de salud reproductiva como la interrupción legal del embarazo.

Ha propuesto que los médicos puedan negar el servicio mediante la objeción de conciencia, por lo que organizaciones de la sociedad civil lo han llamado “el partido antiderechos”.

En la elección de 2015 había obtenido 3.58 % de los votos. En la elección del 1 de julio quedó debajo del 3% en las tres elecciones:

  • Presidencia: 2.7
  • Cámara de Diputados: 2.35 %
  • Senado: 2.42 %

Panal y el PES deberán regresar sus activos

Cuando un partido político pierde el registro, el INE debe nombrar a un interventor responsable del control y vigilancia directos del uso y destino de sus recursos y bienes.

Este lunes 9 de julio, unas horas después de anunciar que ni el PES ni Nueva Alianza alcanzaron la votación requerida para mantener el registro, el INE seleccionó a Ramón Ismael Trejo Bazúa y Gerardo Maldonado García como los interventores del PES y de NA, respectivamente, quienes deberán confirmar si aceptan la responsabilidad.

A partir de su designación, el interventor podrá realizar libremente actos de administración y dominio sobre el conjunto de bienes y recursos de ambos partidos, por lo que todos los gastos que realicen deberán ser autorizados expresamente por el interventor.

Una vez que se emita la declaratoria de pérdida de registro, el interventor deberá emitir el aviso de liquidación del partido para que se publique en el Diario Oficial de la Federación. También se encargará de determinar las obligaciones laborales, fiscales y con proveedores o acreedores y el monto de recursos o valor de los bienes susceptibles de ser utilizados para el cumplimiento de las obligaciones.

Sobre los bienes que posean, la ley de los partidos políticos señala que “no podrán enajenarse, gravarse o donarse los bienes muebles e inmuebles que integren el patrimonio del partido que pierda el registro”, por lo que deberá reintegrarse a la federación.

¿Qué va a pasar con los candidatos del PES y NA que sí ganaron?

La misma ley de los partidos políticos señala que la pérdida del registro de un partido político no afecta los triunfos que sus candidatos hayan obtenido en las elecciones según el principio de mayoría relativa: quienes compitieron y ganaron con el voto directo, podrán cupo sus puestos.

Si conservan su filiación partidista pueden tener acceso a más recursos en el Congreso. Mantenerse como independientes, les abre la oportunidad a postularse por otro partido en la próxima elección, ya que es posible la reelección legislativa.

En Morelos, el PES puede conservar el registro como partido local, pues obtuvo 10 % de la votación de acuerdo con el cómputo distrital. En ese estado, postuló como gobernador a Cuauhtémoc Blanco, quien finalmente resultó ganador con la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PES-PT)

“Mantendremos el registro en tribunales”: PES

El presidente nacional de Encuentro Social, Hugo Eric Flores Cervantes, aseguró el 10 de julio que el partido presentará varias impugnaciones ante tribunales electorales, pues se han descubierto un gran número de casillas contabilizadas con cero votos para el PES y al abrirlas se rescataron hasta 20 sufragios en cada una de ellas.

Tras una reunión con Andrés Manuel López Obrador, el virtual triunfador de las elecciones presidenciales, Flores Cervantes detalló que ha recibido todo el apoyo de este para las impugnaciones.

Agregó que López Obrador dio su respaldo absoluto al PES y puso en contacto a la representación de Morena ante el INE porque “somos una coalición que esperamos gobernar bien porque tenemos 41 Diputados y cinco senadores, por ello confiamos que los magistrados nos van a dar la razón”.