La presencia de sargazo en las playas del Caribe Mexicano no solo ponen en riesgo una de las industrias más importantes para la economía mexicana, como es el turismo, sino también daña el ecosistema de playas y arrecifes.

La doctora Rosa Rodríguez Martínez, investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, encabeza un programa de disposición final del sargazo en coordinación con el municipio de Puerto Morelos, en Quintana Roo. En entrevistas con W Radio y Aristegui Noticias ha explicado los efectos de la presencia de esta alga en las playas.

Las blancas playas del Caribe con agua azul turquesa se han visto cubiertas de rojo por la presencia de esta especie de alga, cuyo origen suele ser El Mar de los Sargazos, en el Atlántico. Sin embargo, el aumento en la temperatura de los océanos y la cantidad de nutrientes producida por ríos subterráneos ha generado la creación de otro Mar de los Sargazos frente a las costas de Brasil, que es de donde provienen estas algas, como refieren estudios científicos de monitoreo satelital.

En ese ambiente, nadie quiere ir a una playa donde se le enredan en las piernas estas algas, que de no ser removidas, se descomponen y producen un mal olor en cuestión de días, advirtió la investigadora.

La industria turística del Caribe Mexicano es una de las más importantes del país en términos de derrama económica. Quintana Roo recibió una derrama económica de 8 mil millones de dólares en 2017 por la presencia de turistas extranjero que ahora consultan en centros de monitoreo de sargazo antes de pensar en hacer o confirmar una reservación.

Rodríguez explicó que mientras está en el mar, es relativamente fácil recolectar y remover el sargazo, pero debido a que los escenarios son cada vez más frecuentes, la labor se vuelve más difícil.

“Solo recoger el sargazo, a los hoteles les cuesta millones al año”, advirtió. “Un kilómetro de playa les cuesta 5 millones de pesos y la maquinaria puede resultar cara porque se echa a perder muy rápido debido a que se está en una zona marina”.

Lo más complicado es que el sargazo llega todo el día. “Llega por oleadas, de repente está tranquilo, las limpias y a las dos horas ya te llegó otra...”. Explicó que se descompone en cuestión de días, luego el sargazo se empieza a descomponer, empieza a producir ácido sulfhídrico, produciendo gases con olor muy desagradable.

El siguiente reto es la disposición final del sargazo, ya que al tratarse de materia orgánica, produce lixiviados, —líquidos que pueden contaminar el acuífero—. Pero hace falta un programa integral de disposición de final del mismo, ya que lo han llegado a tirar en camellones o lotes baldíos y hasta ha llegado a ser enterrado en la arena, lo cual solo crea condiciones para favorecer más producción de sargazo.

“Estamos tirando el sargazo en todos lados y contaminando el acuífero”, expresó la especialista.

¿Por qué llega el sargazo?

La investigadora explicó que la dirección del viento es la que determina la playa a donde llega esta alga en oleadas que abarcan kilómetros de playa. Si el viento sopla del este, llega a Puerto Morelos, y si viene del norte, llega a Isla Mujeres o Cozumel. Otro factor es la morfología de las playas, por lo que a Tulum y Playa del Carmen llega más que a Cancún.

El tiempo que tome recolectar el sargazo es un factor importante, explicó, ya que si se llega a acumular en las playas, puede formarse una pasta pantanosa que resulta muy complicada de remover, incluso si se usa maquinaria pesada, por lo que la investigadora recomendó que de contar con recursos, se destinen a la recolección inmediata de este.

Si bien el sargazo es un hábitat para muchas especies en el Atlántico, en el sistema costero representa una amenaza para los arrecifes de coral y el sistema costero, pues pueden llegar a desaparecer playas.

¿Se va a terminar el sargazo?

Debido a que su presencia atípica es reciente, hay pocos estudios, pero es posible que se haya creado por el cambio de las temperaturas del agua en los océanos y hay condiciones para que se siga creando

Pero no todo es malo. El sargazo puede tener muchos usos industriales si se recolecta y trata de forma adecuada.

“Ya hay muchas empresas que están proponiendo, biocombustible, fertilizante, obtener sustancias para la industria farmacéutica y mezclados con polímeros se pueden hacer vasos y platos”, comentó Rodríguez Martínez.

El 28 de mayo se ha convocado a una cumbre de sargazo, a la cual están invitados los representantes de 19 países afectados, de la región del Caribe y costas de África, a llevarse a cabo en Cancún, con el fin de encontrar una solución integral al problema.

El gobierno federal presentará la semana del 13 de mayo una propuesta, con la colaboración de la Secretaría de Marina.