El Ministerio Público enlistó a Juan Carlos y Patricia detalles de sus crímenes, leyó durante horas la confesión del “Monstruo de Ecatepec”, describió con detalle cómo ultimaron a una mujer y puntualizó qué hizo la pareja con los restos. Y en un receso, los acusados se carcajearon.

El caso de los presuntos feminicidas de Ecatepec es uno de los más escalofriantes en la historia reciente y ocurrió en el Estado de México.

Juan Carlos y Patricia tuvieron este viernes dos de las tres audiencias que han seguido por una serie de crímenes en contra de mujeres.

En los juzgados del Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Ecatepec, los detenidos escucharon durante horas —sin titubeos— mientras les leían la declaración que habían hecho previamente sobre cómo eligieron a sus víctimas, las engañaron y las asesinaron.

Patricia, pareja sentimental de Juan Carlos desde hace al menos 10 años, es quien mantenía el hogar en donde tenían cuatro hijos, aunque no está confirmado si todos fueron procreados entre ellos. Ella enganchaba a las mujeres que elegía Juan Carlos y con engaños les ofrecía mostrarles ropa en su casa.

Durante las audiencias, Patricia dirigía la mirada a ratos hacia una mujer, mamá de la víctima, pero Juan Carlos no la volteó a ver.

Y en uno de los recesos, los presuntos feminicidas se soltaron a carcajadas cuando la sala estaba casi vacía.

Juan Carlos N y Patricia N fueron imputados este viernes por el feminicidio de Nancy, una mujer de 28 años, que desapareció con su hija Valentina, de tan solo dos meses de edad, quien presuntamente fue vendida por la pareja.

La Fiscalía mexiquense no descarta imputar otros crímenes cuando cuente con los elementos de prueba.

La juez de control en Ecatepec aceptó la imputación y confirmó como medida cautelar la prisión preventiva, por lo que ambos continúan presos en el penal de Ecatepec.

Atraían a sus víctimas, las llevaban a su domicilio y ahí las asesinaban. Juan Carlos y Patricia fueron detenidos el 4 de octubre pasado, cuando llevaban una carriola con restos humanos en las calles de Jardines de Morelos. Agentes de la Fiscalía ya los investigaban porque tenían relación con tres mujeres que habían desaparecido en la colonia entre abril y septiembre pasado.

El jueves 11 de octubre fueron vinculados a proceso por el delito contra el respeto a los muertos y por violaciones a las leyes de inhumación y exhumación, por los cuales, en caso de ser hallados culpables, podrían recibir una sentencia de seis meses a dos años de prisión y de 30 a 60 días multa, como indica el artículo 244 del Código Penal del Estado de México.

Con la vinculación a proceso, la Fiscalía inició la investigación formal y de los resultados de esta, un juez determinará si son culpables. La siguiente audiencia por este delito fue programada para el 7 de noviembre.

¿Y los feminicidios?

Juan Carlos es feminicida confeso de 20 personas. Hasta ahora, la Fiscalía General de Justicia solo le ha imputado uno de estos crímenes, el de Nancy, una mujer de 28 años que había desaparecido el 6 de septiembre en Jardines de Morelos. En el Estado de México, las penas por feminicidio van de 40 a 70 años de prisión o prisión vitalicia y de 700 a 5 mil días multa, según la legislación local.

Por este delito, la defensa de Juan Carlos y Patricia solicitó una ampliación de 144 horas con el fin de presentar pruebas para desahogar su inocencia y solicitaron los videos de las cámaras de seguridad pública tanto de su domicilio como el de la víctima, en la Colonia Jardines de Morelos.

Nancy desapareció junto con su hija Valentina, de dos meses de edad, la cual presuntamente fue vendida por Juan Carlos N y Patricia N a otra pareja, pero ya fue recuperada y llevada de vuelta con la familia de su madre. Por el delito de trata en modalidad de adopción las dos parejas ya fueron vinculadas a proceso la tarde de este viernes.

En ambos delitos, Juan Carlos N y Patricia N solicitaron que les ampliaran el plazo para ser vinculados a proceso por 144 horas, que vencen la próxima semana.

Adrián N y Rosa Laura N tenían a la bebé y enfrentan la imputación por el delito de trata de personas en la modalidad de adopción ilegal y la juez fijó un plazo de dos meses para el cierre de investigación.

El Estado de México es una de las entidades que enfrenta una Alerta por Violencia de Género por feminicidios y además hay una solicitud más por desapariciones, la cual fue presentada a al Secretaría de Gobernación en junio pasado.

La Red de madres buscando a sus hijas ha dado seguimiento al caso desde que supo de la detención de la pareja hasta que Juan Carlos identificó a través de un álbum de mujeres desaparecidas a una niña de 13 años, desaparecida el 12 de abril de 2012. Cinco años más tarde se encontró su cuerpo mutilado en las aguas negras del canal de Chamapa-Lechería, que colinda con la colonia Jardines de Morelos.

Sus siguientes audiencias serán el 16 de octubre por el delito de feminicidio y el 17 por el de trata de personas.