Al hombre detenido junto con su pareja como presunto responsable de al menos 10 feminicidios en el Estado de México lo han apodado “El Monstruo de Ecatepec”; sin embargo, la situación de violencia crónica que sufre este municipio va mucho más allá de un individuo.

Desde 2015, 11 demarcaciones del Estado de México —incluido Ecatepec— fueron declaradas en alerta de género a causa de la violencia feminicida.

TE PUEDE INTERESAR: Las falsas justificaciones del feminicida de Ecatepec (y la revictimización)

Para María Salguero, creadora del Mapa de los Feminicidios en México, la situación de violencia contra las mujeres en Ecatepec se origina por un “problema estructural de violencia machista", que puede derivar en una desaparición o en un feminicidio, ante los cuales las autoridades del Estado de México no actúan como deberían.

"El problema sigue siendo de omisión y de impunidad de los Ministerios Públicos. El problema del Estado de México es el problema de quien tiene el primer contacto de las autoridades con la víctima”, aseguró a mexico.com.

Salguero afirmó que Ecatepec padece un tipo de “violencia comunitaria” contra las mujeres.

“Tienen la violencia intrafamiliar, pero también tienen problemas de violencia comunitaria, como son estos casos, que no son gente muy cercana, pero son sus vecinos, o es la gente de la comunidad. (En algunos casos), la motivación es un robo, pero a veces se ensañan tanto con la víctima que sí termina siendo feminicidio", explicó.

Para la activista, quien recaba de manera continua datos e historias de feminicidios en el país, las cifras de este tipo de crímenes en el Estado de México son dispares según la fuente de donde se obtengan y los medios de comunicación no logran reportar “todos los casos”.

Ecatepec: cifras rojas

Desde 2009, Ecatepec está en el top 10 nacional de municipios con mayor número de mujeres asesinadas y en 2014 llegó a la cima de esa lista, con 60 casos.

Al año siguiente, en 2015, se decretó alerta por violencia de género.

Ecatepec también es un foco rojo por desapariciones y trata de personas; en 1999, solo se denunció una desaparecida, pero para 2017, la cifra aumentó a 69.

La entidad en la que se ubica el municipio, el Estado de México, es el lugar más peligroso para ser niña o adolescente en México. Encabeza la lista de feminicidios de menores de edad, con 32 de 202 casos registrados entre enero de 2015 y mediados de 2018, seguido por Veracruz, con 19 víctimas; Jalisco, con 18, y Chiapas y Sinaloa, con 15.

Las organizaciones que han solicitado las alertas de violencia de género advierten sobre conductas que conllevan misoginia —aversión a las mujeres—, impunidad, así como tolerancia social y del Estado, y que puede culminar con el homicidio y otras formas de muerte violenta de las mujeres, en un entorno de violación de los derechos humanos contra ellas.

Violencia feminicida no solo es asesinar

La violencia feminicida comienza en el trato cotidiano entre las personas y se presenta desde una edad temprana.

“Los estudios hablan de la violencia feminicida, de cómo desde la primera adolescencia que empiezan a darse las relaciones de pareja empiezan a aparecer los primeros síntomas de un proceso violento y que, si no se frena a tiempo, va escalando.

"La violencia feminicida no es solo que maten a una mujer, se habla de violencia feminicida cuando hay un ejercicio de poder, de la agresión por el simple hecho de ser mujeres y empieza desde un nivel inferior y va incrementándose hasta que llega al feminicidio”, aseguró Lurdes Barbosa, especialista en temas de género, fundadora del Observatorio Ciudadano por la Equidad de Género en los Medios y directora de la organización Mujeres en Frecuencia.

La falta de eficacia de la Alerta de Violencia de Género

La Alerta de Violencia de Género declarada en 2015 no ha impedido que el fenómeno de la violencia feminicida se haya frenado en el municipio y en el estado. Por el contrario, esta se ha agravado, por lo que organizaciones civiles solicitaron en junio pasado la alerta de violencia de género para siete municipios del Estado de México, entre ellos Ecatepec, por la desaparición de mujeres.

“Si bien existe una alerta declarada para esta entidad federativa por violencia feminicida, la cual contiene algunas medidas relacionadas con el tema, la misma no analiza a profundidad esta problemática, y peor aún, las medidas contempladas para combatir esta situación, en su mayoría, no han sido implementadas de forma adecuada, a la vez que este tipo de violencia contra las mujeres ha aumentado”, indicaron las organizaciones IDHEAS, Litigio Estratégico en Derechos Humanos y el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, en la solicitud de la declaratoria.