Mientras en México un medicamento para tratar el cáncer puede costar 163 dólares (3 mil 260 pesos); en Perú, tiene un precio mucho menor, de 44 dólares (880 pesos mexicanos). Lo mismo ocurre con medicamentos para tratar la diabetes y el VIH, reveló hace un par de años la investigación de Ojo Público “La vida tiene precio”. En el Congreso se pretende cambiar eso. La bancada de Morena impulsa una iniciativa de reforma que busca regular los precios de los medicamentos en México con criterios sociales y no solamente económicos.

En México, una familia puede gastar hasta el 53% de su gasto en en bienes de servicios de salud y medicamentos y otro tanto en consultas médicas, según la Encuesta de Gasto en los Hogares de Inegi.

Existe además una relación entre la esperanza de vida y el nivel de pobreza de las personas en México, por lo que la gente más pobre y con menor nivel de estudios tiene menos acceso a servicios de salud con relación a alguien con mayor nivel de estudios y nivel socioeconómico, de acuerdo con estudios conducidos por la UAM.


El coordinador de la bancada del partido oficial, Ricardo Monreal, presentó este martes una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud, la cual incluye el criterio de la Secretaría de ese sector en el proceso de tope máximo de precios.

Obliga también a transparentar el proceso en el que se determina el tope máximo de algunos medicamentos en México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado en el periodo de transición a las compañías farmacéuticas en el país a mantener bajos los precios de las medicinas y de no lograrse una rebaja, su gobierno buscaría mejores ofertas entre los competidores extranjeros.

La iniciativa firmada por Monreal y presentada ante el pleno por la senadora Gricelda Valencia, consiste en una reforma al artículo 35 de la Ley General de Salud para que diga:

Iniciativa de reforma al artículo 35 de la Ley General de Salud para fijar un precio más justo a las medicinas.
Iniciativa de reforma al artículo 35 de la Ley General de Salud para fijar un precio más justo a las medicinas.


¿Cómo se calculan precios de los medicamentos en México?

Los precios de los medicamentos se definen a través de mecanismo de autorregulación supervisada, esto supone que la “Secretaría de Economía, oyendo la opinión de la Secretaría de Salud, fija los precios máximos de venta al público de los medicamentos e insumos, el cual cubre solamente a aquellos con patente”, explica la exposición de motivos.

“Los términos de este esquema se definen en el Convenio de Concertación celebrado en el marco del Programa de Modernización de la Industria Farmacéutica en materia de Precios”.

Solo que el mecanismo y el convenio no son públicos. Pero se sabe que los precios máximos se determinan tomando en cuenta”los precios ex fábrica de los seis países de mayor venta en el mundo, y una vez ponderados bajo el criterio de unidades vendidas en el año, se obtiene un precio promedio internacional, que se usa como referencia”.

Se calcula también los costos de distribución y comercialización y el resultado final es el precio máximo de venta al público.

Pero este proceso no es del todo transparente y la iniciativa de Morena busca abrirlo. Es también voluntario, es decir, cada laboratorio decide si se suma o no.

La iniciativa busca que la población pueda tener acceso a más medicamentos con precios accesibles y “cercanos a la realidad económica de nuestro país y, sobre todo, buscar que el comportamiento de la industria farmacéutica sea transparentado y supervisado, a fin de evitar abusos comerciales en detrimento de la salud de la población”.

La guerra de los laboratorios contra los genéricos

El economista de la UAM Iztapalapa Raúl Enrique Molinar Salazar, comentó a mexico.com que el libre mercado es el que determina los precios de los medicamentos, por lo que la oferta de marcas de genéricos como el Doctor Simi, son blanco de muchos ataques, pues obligan a los laboratorios a bajar los precios.

Con todo y similares, la penetración de los genéricos en México no es tan rápida como en Estados Unidos y Canadá. Apenas alcanza el 24% una vez que venció una patente, según un estudio de la Comisión Federal de Competencia.

En Estados Unidos, el 89% de las recetas fueron emitidas para medicamentos genéricos, lo que representa solo el 26% del gasto del costo total de medicinas en 2017, según un reporte de la Asociación de Medicamentos Accesibles (AAM, por sus siglas en inglés)

La falta de claridad en le marco legal y las estrategias de litigios de los laboratorios retrasan la llegada de genéricos, una opción recomendada por la Organización Mundial de la Salud.

Al año, el consumo de genéricos podría significar 2 mil 552 millones de pesos del gasto de los hogares en México, indica la Cofece.