Durante el segundo semestre del 2018 conocimos a Aristemo, una pareja de adolescentes homosexuales que derribaron algunas barreras en la televisión abierta mexicana. Este 2019 le llegó su turno a otra pareja que está rompiendo estereotipos y ganándose a los fans de las telenovelas de Televisa: Juliantina, dos mujeres enamoradas que forman parte de los personajes de la telenovela Amar a muerte, que se transmite por Las Estrellas.

De manera similar a lo que sucedió con Aristemo, la fanaticada de Juliantina se ha encargado de hacer ruido en las redes para que cada vez más gente ponga atención a esta pareja. Diariamente pueden encontrarse frases relacionadas con ellas en las tendencias de Twitter desde varias horas antes de que se transmita el nuevo episodio de Amar a muerte.

Muestra de ello son tuits como estos de fans emocionados porque Juliantina tuvo al fin un encuentro sexual en pantalla... y que se convirtió en la primera relación sexual lésbica en una telenovela de Televisa.

¿Quiénes son Juliantina?

Juliantina es la pareja compuesta por Valentina Carvajal (Macarena Achaga) y Juliana Valdés (Bárbara López), personajes secundarios de la telenovela Amar a muerte. Son hijas de dos de los protagonistas de este melodrama: Juliana es hija de Macario Valdés, un asesino a sueldo que fue sentenciado a muerte por matar a ocho personas y que al ser ejecutado en la silla eléctrica resucita porque se convierte en recipiente del alma del político y empresario León Carvajal (papá de Valentina), asesinado misteriosamente el día de su boda. Por otro lado, el alma de Macario Valdés deja su cuerpo tras la ejecución y se inserta en el cuerpo de Beltrán Camacho, un profesor de antropología que muere en un accidente de auto.

Valentina y Juliana se conocen en un parque casi por casualidad, cuando Juliana se acerca a consolar a Valentina, quien llora sola en una banca mientras le da algunos tragos a la anforita que suele tener consigo. Poco a poco descubren que ambas perdieron recientemente a sus padres y esto genera un vínculo entre ellas. La amistad se fortalece y se enamoran, a pesar de que ninguna había tenido una relación lésbica antes.

Con el paso de los episodios, Juliana y Valentina fueron haciéndose más populares entre los espectadores de la telenovela. Alrededor del 3 de diciembre de 2018 empezaron a surgir cuentas de fans declarados de Juliantina como tal, la unión de los nombres Juliana y Valentina.

OJO: 🌈 “No puedes vivir siendo algo que no eres”: Niko Caballero de Mi marido tiene más familia

¿Por qué tanto alboroto?

Juliantina no es la primera pareja LGBT en televisión abierta. De hecho ni siquiera es la primera pareja lésbica de Televisa (esas serían Romi y Manuela, de Like: La leyenda), pero está consiguiendo ponerse al nivel de tendencia en redes de Aristemo y así contribuir a normalizar en la televisión a personajes LGBT+. ¿Qué factores podrían ayudar a esta nueva pareja?

  • Sin duda les ha ayudado el tema de la visibilidad que dan a personajes de la comunidad LGBT. Esto le proporciona a la telenovela un perfil de conciencia social y abre la puerta a que medios interesados en contenidos diversos le den espacio y difusión.
  • También se han beneficiado de la naturalidad con la que se desarrolló la relación entre ellas dentro de la telenovela: dos amigas que se conocen mejor cada día y se enamoran sin demasiado aspaviento. A pesar de los dramas tangentes (como el alcoholismo de Valentina), la relación entre ellas ha estado libre de estereotipos y clichés.
  • Por otro lado, tienen que luchar por su amor. Aunque no sean las protagonistas de esta telenovela, Juliana y Valentina sufren las repercusiones de cada giro de la trama, pues sus padres están involucrados a fondo en toda situación. Además, existen fuerzas externas (exnovios, familiares homofóbicos) e internas (una vez más, el alcoholismo de Valentina) que intentan separarlas. Esto siempre le da una motivación extra a los fans para interesarse en la pareja.
  • Son una pareja joven, lo que atrae a otro público. Como Aristemo en su propia serie, Juliantina está integrada por personas jóvenes, apenas en el paso hacia la madurez. Esto está trayendo una audiencia más amplia y juvenil a un horario habitualmente enfocado en adultos interesados en drama e intriga. 
  • Finalmente, la fanaticada de Juliantina se ha mostrado intensa y determinada y ha aprendido de los fans de Aristemo, utilizando sus mismas estrategias para mantener a sus personajes favoritos en el centro de la conversación.

Con estas tendencias y popularidad, Juliantina está visibilizando a personajes gay en la televisión abierta de un país que ocupa el segundo lugar en crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ en América Latina.