Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, propone guiar su política exterior por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible acordada en la Organización de Naciones Unidas (ONU) en septiembre de 2015 en Nueva York.

Esta agenda fue adoptada por los 193 países miembros de las Naciones Unidas, incluido México, y busca erradicar la pobreza, proteger al planeta y asegurar la prosperidad. El proceso para delinear este documento, que tiene 17 objetivos generales, y a su vez cada uno, un número de metas específicas a fin de medir los avances, fue dirigido por los Estados Miembro de la ONU, con una amplia participación de especialistas y de la sociedad civil.

Fue “el proceso de consulta más abierto y transparente que la Organización jamás haya presenciado”, dijo la ONU en su momento.

Nosotros hablamos con Alberto Serdán de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, para explicarte de qué se trata la Agenda, cuáles son sus objetivos y qué tan viable es que lleguemos a las metas, las cuales se deberían lograr precisamente en el año 2030.

Pero antes te presentamos los 17 objetivos con sus metas principales.

  • Fin a la pobreza

Erradicar para todas las personas y en todo el mundo la pobreza extrema. Se considera que sufren pobreza extrema las personas que viven con menos de 1,25 dólares al día.

Reducir al menos a la mitad la proporción de personas que viven en pobreza en todas sus dimensiones con arreglo a las definiciones nacionales.

  • Hambre cero

Poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año.

Duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala.

  • Salud y bienestar

Reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos.

Poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y de niños menores de 5 años.

  • Educación de calidad

De aquí a 2030, asegurar que todas las niñas y niños terminen la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados de aprendizaje pertinentes y efectivos.

  • Igualdad de género

Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.

  • Agua limpia y saneamiento

Lograr el acceso universal y equitativo al agua potable segura y asequible para todos.

Poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones de vulnerabilidad.

  • Energía asequible y no contaminante

Garantizar el acceso universal a servicios energéticos asequibles, fiables y modernos.

Para 2030, aumentar considerablemente la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas.

  • Trabajo decente y crecimiento económico

Mantener el crecimiento económico per cápita de conformidad con las circunstancias nacionales y, en particular, un crecimiento del Producto Interno Bruto de al menos el 7% anual en los países menos adelantados.

  • Industria, innovación e infraestructura

Desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad, incluidas las infraestructuras regionales y transfronterizas, para apoyar el desarrollo económico y el bienestar humano, con especial hincapié en el acceso asequible y equitativo para todos.

  • Reducción de las desigualdades

Lograr progresivamente, y luego mantener el crecimiento de los ingresos del 40% más pobre de la población a una tasa superior a la media nacional.

  • Ciudades y comunidades sostenibles

Asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales.

Redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo.

  • Producción y consumo responsables

Reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per capita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución.

  • Acción por el clima

Fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales en todos los países.

  • Vida submarina

Para 2025, prevenir y reducir de manera significativa la contaminación marina de todo tipo.

  • Vida de ecosistemas terrestres

Para 2020, velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan.

  • Paz, justicia e instituciones sólidas

Reducir significativamente todas las formas de violencia y las correspondientes tasas de mortalidad en todo el mundo.

¿Cómo se puede lograr?

No es que seamos pesimistas, pero tal como lo plantea este documento, muchos de estos objetivos parecen lejanos para un país como México, con altas tasas de pobreza, una gran desigualdad y violencia.

En julio de 2017, un grupo de expertos de Bertelsmann Stiftung and Sustainable Development Solutions Network, publicó un documento en el que se ve que nuestro país no va por muy buen camino, en comparación a los demás países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

En esta escala de colores el verde significa una buena calificación, seguido del amarillo, el naranja, y el rojo es el peor.

“La única forma de cumplir la agenda 2030 es cambiando las políticas públicas, que permitan avanzar en los diferentes objetivos que se plantean en la Agenda. Primero se necesita cambiar el sistema fiscal para redistribuir los ingresos de forma más justa. Si no se recaudan impuestos no podemos gastar en vivienda, educación, salud, protección social, seguro de maternidad, empleo, etc.”, nos comenta Alberto Serdán de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

“No es una obligación para el Estado mexicano desde una perspectiva de que haya alguna consecuencia si no se cumple. Para fines prácticos la Agenda 2030 es solo un consenso entre diversos países que se adoptó en una cumbre de las Naciones Unidas”, explica Serdán.

Estos objetivos buscan orientar el trabajo de los gobiernos para cumplir con los estándares mínimos que los miembros de las Naciones Unidas deberían de cumplir y funciona como un indicador, no como algo forzoso.

“La única forma de cumplir la agenda 2030 es cambiando las políticas públicas, que permitan avanzar en los diferentes objetivos que se plantean en la Agenda. Primero se necesita cambiar el sistema fiscal para redistribuir los ingresos de forma más justa. Si no se recaudan impuestos no podemos gastar en vivienda, educación, salud, protección social, seguro de maternidad, empleo, etc.”

Alberto Serdán de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Por lo tanto, mientras no contemos con programas funcionales y el presupuesto no sea gastado de manera eficiente entonces acabar con los problemas sociales que cubre la Agenda va a ser imposible.