La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) dio a conocer que investigará al —muchas veces denunciado públicamente— sistema de transferencias de jugadores que ejecuta el futbol mexicano por prácticas monopólicas.

El conocido “pacto de caballeros” (acuerdos fuera de la ley) podría ser sancionado gracias a a la investigación IO-002-2018 si se llega a comprobar que los contratos y arreglos entre dueños de equipos y representantes incurran en estas faltas:

  • Manipulación de precios
  • Alterar los procesos de reclutamiento y contratación de recursos humanos óptimos
  • Restricción de oferta y demanda 
  • Acuerdos bajo el agua en el concurso de licitaciones
  • Intercambio de información para realizar alguna de las acciones anteriores

Además de violar los parámetros de libre competencia, estas prácticas obstaculizan la movilidad de los jugadores en el mercado laboral (que incluye el futbol mexicano o el extranjero).

Pese a que el anuncio de las investigaciones se realizó este miércoles, estas iniciaron el pasado 29 de junio de 2018 y desde esa fecha cuentan con un plazo de 120 días hábiles para llegar a una resolución. No obstante, de acuerdo con el comunicado de Cofece, es posible solicitar una prórroga hasta en cuatro ocasiones.

Hasta al momento los agentes económicos involucrados no son considerados presuntos responsables; sin embargo, si los resultados de la investigación los inculpara, el Pleno sería responsable de llamarlos a juicio para que estos se defiendan.

La Ley Federal de Competencia Económica establece que, de hallarlos culpables, dueños de equipos podrían ser multados hasta con el 10% de sus ingresos, así como también puede ser sancionado económicamente todo aquel que haya coadyuvado, propiciado o inducido la realización de estas prácticas. Y en el caso de las personas físicas que hubieren participado en estos actos, podrían recibir prisión de conformidad con el Código Penal hasta por 10 años.