El ‘Grupo de la Muerte’ tiene un claro favorito: Alemania. El actual campeón ha tenido una primera toma de contacto más difícil de lo esperado con remontada incluida. Suecia sigue el guion preestablecido reforzándose en su idea de juego pero sin haber solucionado la ecuación en ataque. Y Corea del Sur se plantea como la auténtica incógnita, con talento para anotar frente a cualquiera, pero con más y más dudas sin balón. Todos los partidos nos han dejado varias lecciones que pueden ser de utilidad para México.


Alemania (derrota 2-1 vs Austria)

Dónde presionar a la gran favorita

Es difícil sacar conclusiones viendo el 11 que jugó el amistoso y el que defenderá su corona en Rusia. Los laterales Kimmich y Hector fueron de los pocos teóricos titulares que participaron frente a Austria y no tuvieron su mejor tarde. En el segundo tiempo los locales subieron la presión y dieron con la clave para la remontada. Alaba cerró la salida de Kimmich, quien fue el menos acertado con el balón, y los hombres más adelantados de Austria (Zulj y Arnautovic), apoyados por Baumgartlinger unos metros por detrás, cortaron la conexión de la defensa y el doble pivote germano. Con Neuer aún recuperando confianza con el balón y sin opción de juego en largo debido al poderío de los centrales austriacos por arriba, Alemania se desconectó. Cuando Hummels, Boateng y Kroos entren en escena será más complicado pero la manera de repartirse espacios y presionar a los laterales es una valiosa lección.

La presión austriaca asfixió la salida de balón de la actual campeona del Mundo
La presión austriaca asfixió la salida de balón de la actual campeona del Mundo

El tipo de delantero centro

Es difícil buscar un estilo que pueda dañar a los de Löw, más allá de contragolpes o balones largos, pero con el juego de la selección mexicana que busca más los pases cortos parece complicado. Una de las maneras de desajustar la defensa germana es con un delantero corpulento que sepa aguantar el esférico de espaldas pero también con movilidad para aprovechar los espacios entre laterales y centrales: obligar a Hummels y Boateng a caer a bandas es la mejor manera de abrir espacios para Hirving Lozano o las llegadas de segunda línea de Héctor Herrera. Para ese cometido en el que el ‘9’ tiene que hacer más trabajo fuera del área y tener físico y velocidad para medirse a los defensores. Por ello, el perfil de Raúl Jiménez parece más adecuado que Chicharito. Evidentemente Chicharito ofrece más fiabilidad en el área pero contra Alemania se requieren otras virtudes.


Corea del Sur (victoria 2-0 vs Honduras / derrota 1-3 vs Bosnia)

De banda a banda: de Visca a Lozano

El partido contra Bosnia se podría resumir de una manera muy simple: Corea tenía la motivación y el balón pero Bosnia sabía lo que tenía que hacer. Corea del Sur fue mejor en líneas generales, creó más peligro y la mayoría del partido fue quien dictó a qué se jugaba y dónde. Lo que sí tenía Bosnia era la vía de escape constante. Visca, extremo derecho, estaba siempre muy adelantado, más incluso que Dzeko, y pegado a la banda. Los tres goles llegaron con desmarques de Visca y cambios de juego directos que los asiáticos nunca dominaron. En este aspecto el papel de Hirving Lozano atacando al espacio y lanzando contragolpes será esencial.

Los tres goles bosnios frente a Corea llegaron de cambios de juego de banda a banda
Los tres goles bosnios frente a Corea llegaron de cambios de juego de banda a banda

No es el rival para el Káiser

Tanto frente a Honduras como frente a Bosnia los coreanos llegaron fácil y en muchas ocasiones. Su sistema junta futbolistas con mucha movilidad, que se asocian en uno o dos toques y que intercambian sus posiciones de manera constante. Hee-Chan Hwang como punta, Son por detrás y Jae-Sung Lee llegando forman un ataque veloz y muy dinámico, algo que puede ser complicado para defender, en especial, si Rafa Márquez es el hombre por delante de la defensa. Corea del Sur es el rival que más movilidad demandará sin balón y por eso nombres como Héctor Herrera y Jonathan Dos Santos tienen sentido, incluso Layún en posiciones interiores como vimos en el amistoso frente a Escocia.


Suecia (empate 0-0 vs Dinamarca)

La estrella y el secundario

Una de las pocas posiciones por definir en el once sueco es el lateral zurdo. En el amistoso frente a Dinamarca vimos a Martin Olsson en ese puesto. Esa elección influye en el papel del mejor futbolista sueco: Emil Forsberg. Con Olsson en defensa, Forsberg goza de libertad para ir al medio y esa es la única forma de generar peligro que tiene el conjunto sueco. Si el elegido es Augustinsson la defensa se verá reforzada pero será más fácil contener a Forsberg. El lateral nos dirá qué papel jugará su estrella. Por eso, en el caso de que sea Olsson, el Tri tendrá que buscar su espalda para limitar sus intervenciones en ataque y obligando así a que Forsberg tenga más espacio por ocupar en banda.

El delantero sueco Ola Toivonen es una de las amenazas por alto del cuadro europeo. JONATHAN NACKSTRAND / AFP
El delantero sueco Ola Toivonen es una de las amenazas por alto del cuadro europeo. JONATHAN NACKSTRAND / AFP

No caer en sus trampas para el juego aéreo

Una de las mayores preocupaciones de Osorio y la principal virtud ofensiva de Suecia. La salida de balón de los europeos es muy limitada, prácticamente pases entre centrales invitando a ser presionados y lanzar el balón en largo donde Berg y Toivonen se imponen con facilidad. Si México no se estira podrá defender mejor esas acciones y no dará una salida fácil a los suecos. La otra tarea que necesitará de calma y cabeza fría es no conceder faltas en los laterales que permitan a Suecia conseguir que sus defensas pisen el área mexicana. Si se evita eso los de Osorio ya tendrán medio camino recorrido.