No importa si los Reyes Magos te trajeron la consola más nueva de la época, un microhornito o una muñeca que hace babitas, llegaba un momento de la infancia en el que algún hermoso juguete mexicano podía hacerte el día.

Son sencillos, divertidos, no necesitan pilas y simplemente llenaron nuestra infancia de recuerdos hermosos.

Así que, si los Reyes Magos están leyendo esto, dejaremos por aquí estos juguetes mexicanos que son perfectos para este Día de Reyes.

1. Cojines para colorear

Zempazuchitl estudios creó unos cojines que se pueden colorear con plumones.

Lo mejor de todo es que se pueden lavar y quedan como nuevos para que los niños puedan volver a pintarlos.

Un hermoso lienzo hecho por manos mexicanas.

2. Un libro todoterreno

Algunas veces los Reyes Magos dudan en regalarle libros a los niños por temor a que los rompan o ensucien.

Pero pueden decirle adiós a las preocupaciones con Ate con queso, una empresa mexicana que busca promover la lectura entre los más pequeños.

Para eso creó una serie de libros fabricados con materiales que no se rompen y son impermeables.

View this post on Instagram

We ❤️ @orionkidsmx

A post shared by ateconqueso (@ateconquesoed) on

3. Un peluche personalizable

El taller Manos llenas fabrica ositos de manta para que los niños los decoren como quieran.

El oso viene con pinturas y un pincel.

Este regalo, además de despertar la imaginación de los pequeños, también hará que generen un vínculo especial con el oso.

4. Yoyo

Este juguete jamás pasará de moda, y es que puedes pasar horas tratando de hacer alguno de esos trucos que a mí nunca me salieron.

5. Balero

¿Qué va a saber del dolor alguien que nunca jugó con un balero?

Los niños mexicanos somos tan resistentes porque no importaba cuántas veces nos golpeáramos, no podíamos rendirnos antes de meter el balero en el palito de madera.

6. Pirinola

Este asombroso juego es súper divertido y adictivo. Así que no se debe perder la bonita tradición de ‘Tomar todo’.

La pirinola es uno de los juguetes mexicanos más divertidos.
La pirinola es uno de los juguetes mexicanos más divertidos.

7. Lotería

Mexicano que no jugó esto, no tuvo infancia, y mejor si fue con frijoles. Este juego aunque es viejísimo sigue siendo muy divertido, de hecho este juguete, igual que muchos otros como el yoyo, el trompo y el balero, son considerados artesanías y exportados a otras partes del mundo.

8. Trompo

Es uno de los mejores juguetes de la vida porque, sin importar cuántas veces le pegues, nunca se romperá.

Es súper divertido hacer trucos como ponerlo a girar en tu mano o competir con alguien para ver quién logra que su trompo ruede por más tiempo.

Y aunque el tradicional es el hecho de madera y con un clavo en la punta para girar, existen marcas mexicanas que los hacen de plástico y son más ligeros.