Al cine mexicano, sobre todo al de la Época de oro, se le acusa de ser una máquina de estereotipos sociales, de ser poco inclusivo, de reflejar clasismo y racismo entre sus tramas. Así lo explica Enrique Diezmartínez en un ensayo escrito para Letras Libres.

“Al cine mexicano de ficción se le ha atragantado, desde siempre, el indígena. La admiración al ‘indio de raza pura’ encarnado por Pedro Armendáriz se cruza con el temor cuando se encuentra en forma de multitud y termina en franco desprecio cuando el indio, por alguna razón, ha dejado de serlo. En ningún momento se le acepta como igual”, explica Diezmartínez.

En aquel entonces, los papeles de mujeres indígenas los interpretaron divas de la Época de Oro como Dolores del Río (María Candelaria) o María Félix (Maclovia), y que si bien a esta última se le reconoce ascendencia yaqui, también era descendiente de españoles. Es decir, los papeles de mujeres indígenas no eran asumidos por actrices con evidentes rasgos y raíces de pueblos originarios de México.

Caso aparte era el encajonar a los personajes indígenas en “el indio ladino”, el ser que vive en el subdesarrollo o en la tribu violenta. En películas más recientes (como Cásese quien pueda, con Martha Higareda), el papel de los indígenas se resume a ser parte del folclor y casi casi de la escenografía.

“Faltan las películas mexicanas que vean a los indígenas a la altura de los ojos", escribió Diezmartínez en ese texto de 2015, cuando la película Roma no estaba ni gestándose. "Pero para que suceda eso tendría que pasar, acaso, algo más complicado: que la propia sociedad mexicana vea a los indígenas a la altura de los ojos”, concluye.

Ante el material de discusión que nos ha dejado la película Roma de Alfonso Cuarón sobre nuestro racismo y clasismo como sociedad mexicana se suma el descubrimiento de Yalitza Aparicio y lo que ha llegado a representar esta mujer de origen mixteco. Partiendo de ello, buscamos qué mujeres en la actualidad están dando un nuevo rostro a las indígenas en nuestro país. Ellas son las que encontramos.

1. Elpidia Carrillo

Ha hecho trabajo en México, pero es más conocida en Estados Unidos, por su papel en películas como Predator, Bread and Roses y Nine Lives. Fue nominada para el Independent Spirit Award for Best Female Lead (mejor actuación femenina) por su desempeño en Salvador, y también destacó por su papel de Tecuichpo en la película independiente La otra conquista.

Nació en Parácuaro, Michoacán, el 16 de agosto de 1961, además de ser actriz es directora. Su carrera incluye papeles en películas latinoamericanas y estadounidenses así como series de televisión.

De acuerdo con su biografía oficial, fue una de ocho niños de una familia dedicada a labores agrícolas. Su infancia estuvo marcada por la violencia y la pobreza. A la edad de tres años su padre fue asesinado, lo que obligó a su hermano mayor Ramiro Carrillo a asumir el rol de padre. A su hermano también lo mataron, por lo que cada quien en la familia tuvo que ver por su futuro.

De ahí que Elpidia abandonara la escuela y empezara a trabajar junto con su hermana en un restaurante chino. Carrillo fue descubierta por un fotógrafo local en Uruapan, un día que caminaba por una calle de la ciudad, y este le ofreció un contrato de modelaje. Con apenas 12 años de edad, el director Rafael Corkidi le ofreció un papel como La Malinche en la película surrealista mexicana Pafnucio Santo. A los 16 años fue la protagonista de la cinta Nuevo mundo, dirigida por Gabriel Retes.

Su primera película en Estados Unidos fue con Tony Richardson, quien le dio un papel coprotagónico en The Border, junto a Jack Nicholson y Harvey Keitel. También estuvo en drama británico The Honorary Consul, junto a Richard Gere, Michael Caine, Bob Hoskins y Robert Duvall.

Es muy activa en causas sociales y se dedica también a enseñar actuación a jóvenes.

2. Yalitza Aparicio

A ella la conocemos bien, pues aunque tiene una única película en su carrera, Roma, ha fomentado toda una discusión en torno al trabajo de las empleadas domésticas en México, al respeto a los pueblos indígenas y hasta a redefinir los estándares de belleza. ¿Por qué una mujer mixteca no podría protagonizar una película, desfilar por las alfombras rojas más importantes, aparecer en múltiples portadas de revistas, ser nominada al Oscar y hasta dar charlas en la Organización Mundial del Trabajo?

Todo esto salió del papel de Cleo que hizo Yalitza Aparicio en Roma, pero trascendió su persona sobre el personaje.

(Marcus Yam / Los Angeles Times)
(Marcus Yam / Los Angeles Times)

3. Nancy García

Una no actriz que igual que Yalitza Aparico estudiaba para ser profesora de jardín de niños en Tlaxiaco, Oaxaca. La cinta Roma, de Alfonso Cuarón, le cambió la vida.

Ella, además de hacer el papel de Adela, fue la encargada de enseñar mixteco a Yalitza y en los créditos de Roma se lee el nombre de Nancy García como una de las traductoras del español al mixteco.

Nancy García, actriz de 'Roma', no se pudo perder esta fiesta del cine
Nancy García, actriz de 'Roma', no se pudo perder esta fiesta del cine

4. Ángeles Cruz

Ella es originaria de Villa de Guadalupe Victoria San Miguel El Grande, en Tlaxiaco, Oaxaca. Al igual que Yalitza y Nancy, su idea en la vida no era ser actriz, pues de niña quería dedicarse a la tierra y al cultivo, tal vez estudiar Ingeniería en Agronomía. Como para ello debía mudarse a Chapingo, su madre le sugirió que mejor siguiera estudiando en Oaxaca.

Así fue como Ángeles entró al Centro de Educación Artística “Miguel Cabrera" y descubrió la actuación. Para seguir con esta profesionalización, se mudó a la Ciudad de México para estudiar una Licenciatura en Actuación, en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de las Bellas Artes (INBA).

Ahora tiene una trayectoria de 20 años. Ha hecho teatro y cine. Algunas de sus películas son La otra conquista (1998), Rito terminal (2000), Aro Tolbukin – En la mente del asesino (2002), El violín (2005), Espiral (2008), Marcelino (2010), Tamara y la Catalina (2016) y próximamente Nudo mixteco.

Es posible que la hayas visto también en series de televisión como La duda (2002), Capadocia (2008), El Chapo (2017) y Aquí en la Tierra (2018).

Ha incursionado en el guion, producción y dirección de dos cortometrajes premiados: La tiricia o de cómo curar la tristeza (2012) y La carta (2016).

5. Ishbel Bautista

Esta actriz es quien dará vida a La Malinche en la serie Hernán, el hombre, protagonizada por Oscar Jaenada; para llegar ahí, superó un exhaustivo casting. Aunque nació en la Ciudad de México, es graduada de la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana.

Ha hecho teatro en obras como Tren nocturno a Georgia o La conferencia de los pájaros y formó parte de Luciérnagas, película de la iraní Bani Khoshnoudi.

View this post on Instagram

Rojo

A post shared by Ishbel (@ishbelbautista) on

6. Mayra Sérbulo

Mayra Sérbulo Cortés nació en la comunidad istmeña de Santa María Jalapa del Marquéz, Oaxaca (13 de enero de 1970) y es una actriz con amplia trayectoria en cine, teatro y televisión. Posee raíces náhuatles por parte de su padre y zapotecas por parte de su madre, además de hablar español, domina el zapoteco que es su lengua materna, el náhuatl y algo de inglés.

A sus padres les gustaba cantar y bailar, fue ahí de donde ella se interesó por el arte. A los 15 años ingresó al Centro de Educación Artística (CEDART) en la Ciudad de Oaxaca donde recibió la formación inicial en distintas disciplinas artísticas. Luego se formó en el Centro Universitario de Teatro (CUT) de la UNAM.

En junio de 1990 obtuvo su primer papel de cine en la película Cabeza de vaca de Nicolás Echevarria. Ha participado en diversas obras de teatro, telenovelas y en el cine incluidas algunas películas de Hollywood como Wild blue moon, The mexican, Shadow of the pepper tree y Apocalypto.

Ha sido nominada a cuatro premios Ariel como “Mejor Actriz en Coactuación Femenina”.

7. Iazua Larios

Esta actriz mexicana nació en Tampico, Tamaulipas, donde vivió hasta los seis años de edad. Luego se fue a Isla Mujeres, Mazatlán, Guanajuato, y a los 18 años emigró a Barcelona, para estudiar actuación. En la última década se ha pasado viajando entre México y Europa.

Tiene tanto trabajo que va de viaje en viaje por Europa y México para participar en audiciones y tomar los papeles que para ella resultan interesantes.

Ella misma ha levantado la voz porque, por sus rasgos y fisonomía, los papeles que le ofrecen son “los de muchacha de la limpieza”, dijo en una entrevista para Sinembargo: “Algo que me frustra muchísimo es ver en la televisión mexicana como de forma de regular que las mujeres morenas como yo, que parecemos un poco más indígenas, tienen personajes del servicio. No hay mucha imaginación”.

Participó en las películas Apocalypto (2006), Espiral (2008) y La última película (2013). En la televisión española hizo el papel de La Malinche para serie Carlos Rey. Este personaje le dio la oportunidad de reivindicar el papel de las mujeres indígenas, para demostrar el papel contundente que han tenido en la historia.