Ana Sofía Varela Gasque trabaja en el Instituto de Química (IQ) de la UNAM, desde niña siempre fue muy curiosa y ahora esa inquietud por la ciencia la ha llevado a ser nombrada una de las 15 jóvenes científicas más prometedoras de todo el mundo (International Rising Talents) por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y Fundación L’Oréal.

De acuerdo con un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México, la química recibirá este jueves un reconocimiento en la sede de la UNESCO en París, en el marco de la ceremonia de entrega de los premios internacionales L’Oréal-UNESCO para las mujeres en la ciencia, que impulsan estos dos organismos para mejorar la representación de ellas en las carreras científicas.

En 2017, Varela Gasque obtuvo la beca L’Oréal UNESCO-CONACyT-CONALMEX-AMC por su trabajo en el desarrollo de nuevos materiales para acelerar las reacciones químicas que permiten transformar el dióxido de carbono (CO2) en materiales no contaminantes.

Si algo le gusta de su profesión a Varela es enseñar. Aboga mucho por la equidad de género en su área, pues tiene la firme convicción de que las mujeres son tan capaces como los hombres para investigar, para enseñar y para destacar en la ciencia.

Ya inició la semana de Mujeres en la Ciencia en París. La Dra. Ana Sofía Varela del Inst. de Química de la UNAM...

Posted by L'Oréal-UNESCO Para las Mujeres en la Ciencia on Tuesday, March 12, 2019

Una vida de trabajo en la ciencia

La doctora Ana Sofía Varela obtuvo su licenciatura en química por parte de la UNAM en 2008. Posteriormente realizó una maestría en tecnologías y combustibles para el futuro en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), España con la tesis “Evaluación de catalizadores tolerantes a CO para pilas de combustible tipo PEM H2/O2”.

En 2013 obtuvo el doctorado por parte de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU) con la tesis “Reducción electroquímica de CO2 y procesos relacionados”.

Del 2014 al 2016 realizó una estancia postdoctoral en la Universidad Técnica de Berlín (TUB), Alemania, para seguir estudiando catalizadores para la reducción de CO2. En diciembre de 2016 se incorporó al Instituto de Química como Investigadora del departamento de Fisicoquímica.