Mientras en México mucha gente le regatea a los artesanos las piezas increíbles que elaboran, Galería de Arte Yawí se encarga de llevar al extranjero obra de distintas comunidades indígenas para que el mundo conozca y aprecie el arte étnico mexicano. Ese fue el caso del arte huichol, que brilló en París durante la Semana de América Latina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La exhibición Arte Huichol, expresión de un pueblo se presentó en París durante dos semanas: del 3 al 7 de junio en la sede de la UNESCO (7 place de Fontenoy) y del 10 al 16 de junio en la Galería Día y Noche (9 place St. Michel). Esta muestra fue parte de una iniciativa impulsada por Galería Yawi para que el arte huichol sea considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Entre las piezas que Galería de Arte Yawi presentó en Arte Huichol, expresión de un pueblo se encuentra trabajo del artista Gregorio Barrio, quien tiene una pieza en exhibición en la Fundación de Arte Contemporáneo de Cartier. “Aquí en París hay obras del maestro Barrios y también del maestro Santos Motoapohua”, cuenta en entrevista Gerónimo Martínez, director de la galería mexicana. “Es muy importante que piezas de arte huichol formen parte permanente de dos de las colecciones museísticas más grandes del mundo”.

Arte Huichol, expresión de un pueblo se presentó gracias a la invitación del embajador de México ante la UNESCO, Federico Salas, quien conoce el trabajo social y en beneficio del arte mexicano que realiza Galería de Arte Yawí. “Es un orgullo poder representar a México en la sede internacional de la UNESCO”, agrega Martínez. “Podemos mostrarle al mundo la importancia del desarrollo de las comunidades indígenas, su cultura y su arte como herramienta para combatir el subdesarrollo”.

Arte y orgullo mexicano

Desde 2013, Galería de Arte Yawí se dedica, junto con la sociedad cooperativa Calpulli Netzahualcóyotl S.C., a promover el arte de diversas comunidades indígenas mexicanas y a través de ello ayudar a sus habitantes. “Trabajamos como fundación haciendo exportaciones de las piezas de las comunidades y tratando de revertir el recurso obtenido para que lo aprovechen los artistas y sus familias”, explica Gerónimo Martínez.

El hecho de que estas piezas se expusieran en la UNESCO y tengan esta clase de alcance internacional implica procesos que elevan el valor comercial del trabajo y el perfil global del arte huichol. Así, es más probable conseguir que el arte étnico mexicano se inscriba en los libros de Historia del Arte y “la tradición mexicana no muera sino que pueda recobrar su auge”, como dice Martínez. “Buscamos que la venta de las piezas se refleje en becas escolares para sus hijos y que puedan dedicarse a las artes que sus ancestros han hecho durante los últimos dos mil años”.

Este trabajo no siempre es apreciado por los propios mexicanos (que pasan de largo sus diseños en los mercadillos), pero sí a veces por empresas internacionales que abusan de estos diseños y los comercializan sin respetar su origen ni su significado. Galería Yawí quiere cambiar esto, impulsando el conocimiento de las artes indígenas mexicanas alrededor del mundo y dentro de nuestro país.

“Debemos aprender a apreciar los símbolos sagrados de México”, dice Gerónimo Martínez. “Si existen coleccionistas o gente interesadas en estas piezas, les invito a que se acerquen a los eventos de Yawí para que de manera seria, profesional y dedicada puedan adquirir una obra que tenemos 100% de seguridad que será socialmente aplicable a un grupo étnico mexicano”, concluye.