Echa un vistazo a lo que traes puesto y calcula cuántas de tus prendas son importadas. Andrés Vera se atreve a apostar que entre un 80% y un 90%. Él es un apasionado de la cultura ciclista que decidió crear su propia marca de bicis para contrarrestar el malinchismo que –asegura– existe entre los consumidores mexicanos. Su meta es cambiar la creencia de que en México no se fabrican bicicletas de alta calidad y de buen precio.

Decidimos ser la primera marca mexicana que hiciera bicis premium”, dice Vera, uno de los cuatro fundadores de Chop Chop Bikes. Su empresa opera formalmente desde hace apenas 10 meses, pero estos apasionados de las dos ruedas comenzaron a armar sus propios vehículos en 2012. El proyecto empezó a crecer cuando cada vez más amigos les hacían sus pedidos. El paso natural era crear la marca.


Andrés Vera explica que sus bicicletas son bicis premium porque están fabricadas “con los mejores componentes”. Principalmente, acero y aluminio. Ese es el motivo por el cual la marca se atreve a ofrecer una garantía de por vida. “Nadie más lo hace”, asegura el ciclista. “Lo que casi siempre pasa es que los distribuidores te dan tres meses de garantía y después tienes que ir a exigirla a Estados Unidos” o al país de fabricación.

Lo mejor de todo es que los precios de Chop Chop Bikes son bastante accesibles, en contraste con buena parte de las bicicletas de marcas importadas. Todos sus modelos se venden en un rango entre 6,900 y 8,400 pesos. “Por un tema de costos de importación no puedes reducir los precios de las bicis que llegan de otros países”, comenta Vera. “Por cada marca extranjera, tienes que pagar un costo logístico”.


El emprendedor narra que los comienzos de la empresa fueron muy complicados y que una de las frases que más escuchaban él y sus socios era: “Está muy padre su marca, pero no va a pegar porque es mexicana”. Ahora, sin embargo, las cosas han tomado un rumbo ascendente. “Hay como un impulso más fuerte hacia lo hecho en México, hacia lo que se idea y se produce aquí”, sostiene Andrés.

Para ser más competitivos, decidieron hacer envíos gratis a todo la república mexicana. Además tienen dos distribuidores y dos tiendas en la Ciudad de México. La primera es una tienda pop-up en la Barbería La Logia y la otra es exclusiva de Chop Chop Bikes. Allí también puedes encontrar cascos, luces, guantes, candados, impermeables y demás gadgets que necesita un ciclista urbano. Y todo hecho en México.