Buena parte de las frutas y verduras que llegan a Ciudad de México hacen su primera parada en la Central de Abasto. En este enorme mercado mayorista —el más grande del mundo— trabajan más de 90 mil personas, y cada día pasan por allí alrededor de 400 mil comerciantes.

A esa gran ola de visitantes podrán sumarse ahora los amantes del arte, ya que 25 muros externos del edificio han sido intervenidos y transformados en coloridos murales gigantes. Y cuando finalice el proyecto Central de Muros, serán en total 63. Esto gracias a We Do Things, un grupo de gestores culturales convencidos de que el arte es un agente de transformación social.

El colectivo comenzó trabajar en septiembre de 2017, pero este miércoles presentó la segunda etapa del proyecto, así como a su nuevo aliado: la ONU. La colaboración surgió por iniciativa de la organización internacional, que vio en los enormes lienzos un perfecto escaparate para difundir los 17 objetivos de la Agenda 2030: hambre cero, igualdad de género, comunidades sostenibles, educación de calidad, paz y justicia, entre otros.

Puedes ver algunos de los murales en esta galería:

Según Itze González, cofundadora de la organización, uno de los cambios que ha generado la presencia de arte urbano en el mercado es la reducción de basura alrededor de las obras. Pero el más importante, en su opinión, es que muchos niños se han interesado en el proceso, han colaborado con los artistas y se han inscrito en los talleres de arte generados como parte del proyecto.

Cuando termine esta segunda etapa, más de 50 artistas nacionales e internacionales habrán coloreado más de 9 mil metros cuadrados de muros, de lo que ya es la galería a cielo abierto más grande de América Latina. La selección de las obras la ha hecho un grupo de curadores formado por la propia González, así como Julen Ladrón de Guevara y Santiago Espinosa de los Monteros.

Algunos momentos del proceso se pueden ver en este video: