Este lunes 21 de enero en París, se presentó la Guía Michelin 2019 con lo mejor de la gastronomía francesa. El más laureado fue el chef argentino Mauro Colagreco, que se consagró con la anhelada tercera estrella Michelin para su restaurante Mirazur, en el sureste de Francia, convirtiéndose en el primer latinoamericano en lograrlo.

Pero al lado de este chef más experimentado estuvieron otros latinoamericanos como los restaurantes parisinos Oka, del brasileño Raphaël Rego, un chef que promueve los productos del Amazonas; Virtus, cuyos fogones gestionan el argentino Marcelo di Giacomo y La Condesa, del joven mexicano Indra Carrillo.

La Guía Michelin es el máximo reconocimiento gastronómico, que otorga de una a tres estrellas a aquellos chefs con excelentes técnicas culinarias. Por ahora los restaurantes en México no tienen esta clasificación, pero eso no significa que no haya chefs mexicanos poseedores de estrellas Michelin.

Indra Carrillo ahora se suma a Paco Méndez y su restaurante Hoja Santa en Barcelona, España; a Roberto Ruiz y Punto MX en Madrid, España, el primer restaurante de corte mexicano en Europa, y Cosme Aguilar, que con Casa Enrique abrió el primer restaurante latino en Nueva York que obtuvo una estrella Michelin, un lugar que preserva el sabor familiar de la cocina mexicana que le inculcó su madre y sus hermanas.

Él es Indra Carrillo

Indra Carrillo nació en Cancún, Quintana Roo en 1987, comenzó por inspiración de sus abuelas, a quienes ayudaba a preparar los platos típicos del sureste mexicano. A los 12 años ya cocinaba como profesional y a las 13 ya quería abrir su restaurante, pero primero debía formarse.

El joven mexicano decidió perseguir su sueño de estudiar y cocinar en Francia, aprendió francés desde los 16 años para lograrlo. Fue admitido en el Instituto Paul Bocuse de Lyon en donde recibió una formación en dos programas: Arte culinario y Management de Restauración y Hostelería.

Desde entonces, ha trabajado en algunas de las mejores cocinas del mundo en nueve países.

Mi plato preferido es un momento, un lugar, una persona; puede ser un ceviche o lo que sea. Me gusta la buena cocina, pero el mole de olla de mi abuela me trae grandes emociones. 

—Indra Carrillo

La cocina de Indra tiene profundas raíces francesas, se graduó en el Instituto Paul Bocuse. También ha trabajado en una variedad de restaurantes franceses emblemáticos, como Paul Bocuse a Collonges, L’Meurice, Le Bristol Paris y L’Astrance entre otros.

Sus experiencias más allá de la cocina francesa han infundido su estilo con un carácter distintivo global. Ha dejado su trabajo en lugares como Enoteca Pinchiorri (Florencia), Ritz (Londres), Ginza Kojyu (Tokio), Kikunoi Honten (Kyoto), Noma (Copenhague), Pujol (México), además de haber trabajado en una organización cultural en sus Centros en México, India y los Estados Unidos desde la edad de 12 años.

Desde 2017, dirige la cocina de La Condesa en la capital francesa, donde fusiona su amor por la cocina francesa con sabores del mundo. Ahora, es considerado como una de las promesas de gastronomía en París.

Ha ganado los premios “Revelation” y “Best New Chef” en la edición 28 de la Guía culinaria Pudlo 2018. También el premio “Nuevo restaurante favorito del año 2017” por la revista francesa Le Point. Fue ganador del Premio Young Chef Award 2016 y 2018 por la Guía culinaria Gault & Millau y fue nombrado el Mejor Plato y Medalla de Bronce en el Concurso Internacional de Cocina “Trophée Passion” de la French Culinary Academy (ACF).