Existen marcas que nos acompañan durante toda la vida por el simple hecho de estar en algún rincón del cuarto de nuestros abuelos, o porque por años hemos escuchado hablar de ellas. Algo así pasa con Siete Machos, una de las marcas registradas más antiguas de México; ésta generalmente se asocia con cuestiones esotéricas —principalmente por los símbolos de su etiqueta— pero en realidad todo nació como una línea de cosméticos.

Casi 90 años después de su fundación, Siete Machos es un negocio familiar del que se hace cargo la familia Nelles y que actualmente trabaja en la fabricación y distribución de los distintos productos para el bienestar de Comercializadora Urania.

Platicamos con Ralph Nelles, el segundo integrante de esta familia que busca preservar el legado de la marca que se registró ante la Secretaría de Industria Comercio y Trabajo en 1930, por lo que es considerada una de las más antiguas de México.

Ralph Nelles es la segunda generación de su familia encargada de Siete Machos.
Ralph Nelles es la segunda generación de su familia encargada de Siete Machos.

Todo empezó en la perfumería Urania

Siete Machos fue creada por los hermanos Gutiérrez, quienes recién llegados de España abrieron una de las primeras perfumerías de México en la calle de Corregidora 16, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. En ese local vendían fragancias y cosméticos (en polvo) que se extraían de plantas y flores; su fabricación era sencilla y buscaban aromas florales y maderosos para sus productos.

“Tenían un perfumista y él fue quien hizo una mezcla de siete flores macho junto con hierbas. Ahí nació la fragancia Siete Machos, de ahí viene el nombre”, comenta Nelles, agregando que no tienen registros del nombre de esta persona o si, incluso, se trataba de uno de los Gutiérrez ni por qué decidió usar siete flores.

Al tener en su mayoría clientas mujeres, la perfumería Urania apostó por patrocinar eventos sociales que se llevaban a cabo en salones de baile, testigo de esto son las cuponeras que se les daban a las damas de la época en donde aparece el nombre de la perfumería y de la loción Siete Machos.

Siete Machos, al ser una marca de cosméticos y perfumes, patrocinaba los bailes a los que las damas asistían.
Siete Machos, al ser una marca de cosméticos y perfumes, patrocinaba los bailes a los que las damas asistían.

En aquella época, la identidad gráfica de la marca era muy distinta a la actual, esta era totalmente art decó.

El diseño de los envases que contenían los polvos de Siete Machos eran, en sus inicios, totalmente art decó.
El diseño de los envases que contenían los polvos de Siete Machos eran, en sus inicios, totalmente art decó.

El uso del perfume se popularizó entre hombres y mujeres de todo México, por lo que se convirtió en una fragancia unisex que empezó a utilizarse en los rituales de cortejo en los quioscos de los pueblos. “Esa atracción es lo que hizo que naciera una ramificación hacia el mundo esotérico, se empezó a utilizar para el amor. Así llegó a los chamanes de Catemaco y hoy en día se ha vuelto un talismán, agarró un rumbo místico", comenta Nelles.

¿Qué significa la etiqueta de Siete Machos?

La etiqueta ha cambiado con el paso del tiempo. En un inicio, la Perfumería Urania tenía una especie de artista que les diseñaba con una línea específica, pero los dueños actuales han buscado unificar la imagen de la marca, empezando con la tipografía.

“La etiqueta es negra para evocar al misticismo y la elegancia”, dice Ralph. El marco dorado que la encuadra representa la abundancia y los siete machos cabríos —que son símbolo de perseverancia y fuerza— representan las siete flores macho con las que está hecha. Abajo se ve un pebetero con lenguas de humo que representa la fe y finalmente se aprecia una barra roja que representa el amor, “la esencia del ser humano”, agrega el entrevistado.

El logotipo de la marca a sufrido ligeras modificaciones durante su historia.
El logotipo de la marca a sufrido ligeras modificaciones durante su historia.

Ralph considera que la popularidad que ha acompañado a Siete Machos radica en que “la gente siempre busca algo extra". Además, aclara, está el tema de las energías: “Creo que con el aroma de Siete Machos te libera de las energías negativas, la gente se lo pone en la nuca para relajarse”.

Piratería: un problema para la marca

“Siete Machos no tiene competencia directa, pero es víctima de la piratería. Nos pega a nivel de imagen porque nunca hemos modificado la fórmula, ni la calidad”, dice Nelles al hablar de uno de los problemas más graves de la marca.

Al ser productos tan populares y de tradición es común que en los mercados se vendan copias de mala calidad; Sudamérica es una de las regiones en donde hay más piratería de Siete Machos.

Actualmente el producto oficial es distribuido por Comercializadora Urania y se consigue en farmacias de todo el país, también en tiendas naturistas y en las herbolarias. “Las botellas originales tienen un holograma, un capuchón de seguridad en la tapa, las botellas están registradas y numeradas. Somos una marca registrada y avalada por Cofepris”.

Comercializadora Urania fabrica y distribuye todos los productos de la familia Siete Machos, además de cremas como la de Leche de Burra.
Comercializadora Urania fabrica y distribuye todos los productos de la familia Siete Machos, además de cremas como la de Leche de Burra.

El presente y futuro de Siete Machos

En la década de 1970, los Gutiérrez vendieron la perfumería con sus marcas y productos a una farmacéutica y, para dirigirla, llegó el papá de Ralph desde Alemania. En la década de 1990, el señor decidió comprar Urania para convertirla en el negocio de su familia, Ralph creció entre el almacén, la oficina y los procesos de la compañía que ahora dirige.

El papá de Ralph compró Urania en una deuda a pagar durante un plazo de siete años. “Mi papá nació el 7 de enero y en 1997 compró Laboratorios Urania, que ahora es Comercial Urania; yo soy la segunda generación”, comenta agregando que es peculiar los “siete” —número cabalístico— en las fechas y temporalidades de su familia y la marca.

Otra de las ramas del negocio son las esencias que los comerciantes de los mercados comprar a granel para envasar.
Otra de las ramas del negocio son las esencias que los comerciantes de los mercados comprar a granel para envasar.

Comercializadora Urania fabrica todos sus productos en México y llega a todo el país gracias a las farmacéuticas que los llevan a tener presencia, incluso, en Estados Unidos. Ademas de Siete Machos, cuentan con productos como la Crema Leche de Burra que —dice— "es muy buena para los diabéticos” y “las fragancias a granel que es algo que seguimos haciendo [...] pachuli, narciso, manzana verde, trébol, eso se vende más a mercados”.

El próximo proyecto de Siete Machos es agregar un nuevo producto a su familia: un tequila.