Hace cinco años los gatos no estaban tan de moda por lo que tampoco había una variedad tan amplia de productos para su cuidado. Fue ahí cuando Alejandra León —quien en aquel momento tenía tres gatos, ahora tiene seis— decidió hacerle un regalo a sus mascotas con un material bastante común: el cartón.

Ese fue el inicio de Oh My Cat, una empresa que ofrece más de 25 tipos de rascadores para gato que, actualmente, cuenta con un punto de venta físico y una tienda en línea que hace envíos a todo México.

“No lo vimos como negocio en un principio. Yo lo empecé porque necesitaba un rascador para mis gatos y decidí hacerlo yo. Lo hice a todo a mano desde el trazo”, comenta Alejandra en entrevista para mexico.com. El primer rascador le tomó unos tres meses y lo hizo con cartón que iba juntando, después la gente que la visitaba y veía el rascador la impulsaron a pensar en compartir su idea con otros dueños de gatos.

“En 2014 me invitaron a una feria de gatos que se llama Gato Fest y ahí fue donde lancé los rascadores como tales”.

Alejandra asegura que en aquel momento “no había nada igual en el mercado, siempre han existido otros rascadores pero vienen de China y el material con el que están hechos es de baja calidad. Nosotros empezamos a usar la mejor calidad que encontramos —de hecho está sobrepasada— pero es un producto totalmente hecho en México”.

Mientras los rascadores empezaron a hacerse populares, Alejandra y su socio Raúl se dieron cuenta de que su producto no solo era útil para su mascota sino también para utilizarlo como banco para sentarse o incluso como escalón para subirse a cambiar un foco.

Empecé a investigar sobre el cartón. Obviamente me costó bastante porque yo soy diseñadora gráfica, no industrial. Empecé a ver varios métodos, aprendí más sobre el material y empecé a trabajar en esto en forma

Alejandra León

Alejandra afirma que cuando inició Oh My Cat “fue difícil porque hace cinco años a la gente no le encantaban los gatos, era complicado que la gente gastara en algo para su gato y aparte que confiaran porque era de cartón. Hace unos años el cartón era basura, no les importaba tanto reciclarlo”.

Actualmente el cartón de los rascadores se corta en un taller donde se fabrican, esa es la única parte del proceso industrializada ya que el armado y ensamblado se hace a mano; además de cartón algunas apartes de las piezas están cubiertas con madera para garantizar su durabilidad. Los rascadores de Oh My Cat no se fabrican con materias primas recicladas pero son totalmente reciclables.

Oh My Cat / Zacatecas 8, Roma Norte

Oh My Cat también hace envíos a todo México si compras en línea.