Por primera vez en su historia, Los 50 Mejores Restaurantes de América Latina reconocerán la trayectoria profesional de dos chefs en el mismo año. El premio Diners Club a los Logros de Vida será para María Elena Lugo Zermeño y su hijo, Gerardo Vázquez Lugo, encargados del restaurante Nicos (Av. Cuitláhuac 3102, col. Clavería) en la Ciudad de México.

María Elena Lugo Zermeño y Gerardo Vázquez Lugo llevan décadas elevando la cocina mexicana y sorprendiendo a paladares nacionales y extranjeros con platillos tan sabrosos como tradicionales. Su sopa seca de natas (que lleva ocho horas de preparación), pipián de la abuela (receta familiar) o sus famosos chiles en nogada son solo algunos de los platos que integran una de las mejores cartas de México y de la región latinoamericana.

Estoy orgullosa de que se reconozca la pasión y las ganas de crecer del equipo, todos en Nicos hacemos nuestro mejor esfuerzo, siempre renovándonos y buscando dar el mejor servicio posible”, dijo Lugo Zermeño ante este nombramiento.

Por su parte, Vázquez Lugo agradeció también el reconocimiento: “Más que un logro personal, es un reconocimiento a todos los cocineros que forman y han formado parte del restaurante Nicos, y especialmente a la cocina tradicional mexicana”.

La trayectoria de ambos chefs y del propio restaurante ha estado entrelazada desde sus raíces familiares. Nicos fue creado por Raymundo Vázquez, esposo de Lugo Zermeño, en 1957. Ella se unió al restaurante para abrirle un espacio a las técnicas ancestrales y caseras de la comida mexicana, que todavía no era apreciada del todo por los consumidores locales. Hace 20 años, y después de estudiar arquitectura, su hijo se integró al equipo de Nicos.

Sopa seca de natas, uno de los platillos estelares del Restaurante Nicos
Sopa seca de natas, uno de los platillos estelares del Restaurante Nicos

Juntos han sido pieza clave en el desarrollo de la escena gastronómica mexicana de las últimas décadas. Incluso influyeron en el proceso de declaración de la cocina tradicional mexicana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010.

"Estamos encantados de honrarlos por su contribución combinando la preservación, el desarrollo y el reconocimiento de la gastronomía mexicana”, dijo William Drew, editor general de Los 50 Mejores Restaurantes de América Latina. “El éxito de Nicos se debe en gran parte a este dúo único de madre e hijo, cuyas personalidades atractivas y entusiasmo incansable han generado mucho amor y respeto. Por estas razones, estamos presentando este bien merecido premio en conjunto a los dos”.

Los chefs recibirán este reconocimiento el 30 de octubre en Bogotá, Colombia, antes del anuncio de Los 50 Mejores Restaurantes de América Latina de este año.