Cada febrero desde 1974, miles de finlandeses se reúnen para cruzar 32 Km en la nieve con la Maratón de Esquí de Finlandia. En 45 años, ningún mexicano había formado parte de esta competencia. Hasta que Luis Orozco, de 37 años, se inscribió para esquiar en la edición de 2019.

Un tuit puso a Luis Orozco bajo el reflector. En él contó que había recibido confirmación de los organizadores de la Maratón, también conocida como Finlandia-hiihhto, de que sería el primer mexicano en participar en la historia de este competencia. “Antes de inscribirme le pregunté de chiste a los de la organización si alguna vez había participado un mexicano en eso. Tardaron dos o tres horas en responderme, pero me dijeron que era el primero. Me pareció más chusco que otra cosa”, cuenta Orozco en entrevista. El mexicano competirá en la categoría de Esquí de fondo.

“Puse el tuit y explotó todo. Ha estado rarísimo, me han contactado varios medios y un amigo está tratando de conseguirme un patrocinio, que en mi vida se me hubiera ocurrido”, cuenta, divertido, en entrevista. “Y están, obviamente, los mensajes”. Ahí duda un poco, pues aunque ha recibido comentarios positivos y de apoyo, también se ha topado con el clásico “un mexicano es el peor enemigo de otro mexicano”: “Me han tocado mensajes de ‘¡Qué mediocre eres porque no piensas en ganarla!’ y yo solo puedo decir que aprendí a esquiar a los 19 años, no a los cinco”.

Orozco no es un profesional del esquí y no pretende serlo. Es consultor en estrategias digitales y esquiar es su hobby. “Mis mejores épocas para llegar a la Selección Mexicana de Esquí ya pasaron”, bromea. “Soy el equivalente de tu amigo runner que va a correr la maratón de la CDMX. Es lo mismo, pero con el añadido de que cuando vas de bajada tratas de no romperte la crisma”.

Para este mexicano, esquiar tiene el efecto terapéutico del que tanto hablan los runners urbanos. “Estás en medio de la naturaleza y aquí lo único que tienes son bosques, la ciudad está rodeada de eso”, dice Luis. “Te la pasas en medio de la naturaleza y para mí es el momento de relajarme, pensar, incluso para actualizarme y escuchar algunos podcasts”.

Un mexicano en Finlandia

Luis Orozco se ha mudado a Finlandia en tres ocasiones. La primera fue hace 18 años para estudiar la universidad. En esa época conoció a la mujer que se convertiría en su esposa y con cuya familia empezó la broma de inscribirse a la Maratón. “Descubrí el esquí de fondo acá porque en México la nieve nada más la ves en el Popocatépetl”, cuenta. “Un día mi esposa me dijo que saliéramos a esquiar, yo pensaba que iba a hacer lo que ves en la tele, pero los esquís son distintos, la técnica es distinta”.

Así empezó su conexión con este deporte, para el que se compró equipo especial con el dinero que recibió de un premio académico. “Le agarré el gusto”, dice. “Teníamos el chiste un poco con la familia de mi mujer que pues no hay muchos mexicanos que esquían y decíamos que un día yo quería entrar a la Maratón Finlandia porque es la carrera de esquí que tiene más prestigio aquí. Lo decía pero no era en serio”.

La broma empezó a tomar forma real después de una temporada en la que por trabajo Luis se mudó a los Emiratos Árabes y tuvo que hacer un esfuerzo especial por mantener su condición física. “Allá subirte a una bici es casi seguro que te van a atropellar, así que empecé a correr y me gustó”. Con ese entrenamiento corrió carreras cada vez más largas, hasta que en el invierno de 2017 se dio cuenta de que tenía suficiente condición para intentar la Maratón.

“Cayeron buenas nevadas, así que salía a esquiar. Cuando me di cuenta ya había hecho 20 km sin sentirme mal ni nada. Entonces pensé que tal vez este chiste que tengo desde hace 17 años, a lo mejor sí sale”. Su objetivo es realista: terminar la carrera sin más presiones. Por si acaso, está preparándose como si fuera a correr 10 Km más de los que tiene esta carrera de larga distancia.

¿Qué es la Maratón de Esquí de Finlandia?

La primera edición de Finlandia-hiihto se celebró en febrero de 1974. Desde entonces ha tenido dos puntos de partida: Hämeenlinna, hasta los años noventa, y Lahti, que es la sede actual. Consiste en un recorrido de 32 Km que inicia y culmina en el Estado Olímpico de Lahti, ciudad habituada a recibir competencias internacionales de deportes de invierno como este.

“La carrera es de convocatoria abierta”, explica el esquiador amateur. “Se esperan cinco mil participantes y te encuentras desde gente que está tratando de calificar al equipo olímpico hasta abuelitas que se van a tardar 6 horas”.

Las condiciones climáticas para el esquí de fondo en esta región del mundo son duras. “No es lo mismo esquiar a -5 ºC que a -15 ºC con viento o en medio de una nevada”, explica Orozco. Hasta ahora, el clima más duro con el que se ha enfrentado al esquiar ha sido de -22 ºC con viento, lo que provocó una sensación térmica de -35 ºC. Sin embargo, la temperatura en Lahti en las fechas de la carrera no suele bajar de los -12 ºC.

Luis Orozco se siente preparado para esta aventura, aunque solamente lleve de porra a su esposa, quien lo acompañará en auto de Helsinki, donde viven, a Lahti. Sin intención, Luis se convirtió en el mexicano más visible de los países nórdicos. “Se nos olvida que hay más mexicanos desperdigados por todos lados que solo en Estados Unidos. En Finlandia somos 800 más o menos”, dice. “No somos ni siquiera la colonia latina más grande”.