Hace dos años, los planes de vida de Nancy García eran muy diferentes a los de ahora, que versan en estar en festivales internacionales de cine, pisar alfombras rojas, dar entrevistas y contar su experiencia como parte del elenco de Roma, la nueva película de Alfonso Cuarón.

Nancy García llegó casi por casualidad a la actuación. Yalitza Aparicio y ella se conocieron hace seis años cuando estudiaban para ser educadoras en La Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca. Su amiga ya había sido seleccionada en un casting por la producción de Cuarón, pero necesitaban a alguien más para el papel de Adela, la otra empleada doméstica de la historia de Roma.

Yalitza invitó a participar en ese proyecto secreto a su amiga: “Le dije ‘oye, no estás haciendo nada en tu casa, vente a acompañarme’", contó quien encarna a Cleo en una conferencia de prensa durante el Festival Internacional de Cine de Morelia celebrado en octubre pasado.

“Nos ayudó no conocerlo (a Cuarón), no saber el maestro que es. Yalitza me invitó al casting. Yo había visto su película de Gravedad, pero nada más”, agrega Nancy, quien ve su vida actual, regresa dos años atrás y reconoce: “Todo ha sido una gran aventura”.

El elenco y producción de la película en la función de gala de 'Roma', FICM 16°
El elenco y producción de la película en la función de gala de 'Roma', FICM 16°

El papel de Adela juega un rol fundamental en la trama, pues es la compañera de cuarto de Cleo, trabajan de la mano, es su confesora, su sustento y parte de su identidad, pues entre las dos se crea un espacio alterno donde se habla mixteco y se vive un mundo alterno al que viven en la casa de la familia que las emplea para hacer las labores domésticas.

Hay una escena en particular donde Nancy y Yalitza pueden provocar muchas risas, es cuando ambas hacen ejercicio en el pequeño cuarto de azotea donde viven de lunes a viernes y, a veces, hasta los fines de semana.

Nancy García recibe un reconocimiento por su actuación en 'Roma'
Nancy García recibe un reconocimiento por su actuación en 'Roma'

Nancy fue pieza clave en Roma, pues no solo hizo el papel de Adela, sino que fue la maestra de mixteco de Yalitza, quien aunque pertenece a este pueblo indígena, no hablaba la lengua.

“Yalitza me había invitado a traducir un texto en la casa de la cultura tlaxiaqueña, yo hablo mixteco, posteriormente me menciona el casting, después, me fui a la Ciudad de México con Yalitza, me dio confianza que ella ya estuviera ahí. Desconocía el trabajo de Alfonso Cuarón y eso me ayudó a no sentir nervios al momento de realizar el casting, cosa que no sucedió con las otras chicas. Nos aventuramos porque ir juntas a la Ciudad de México nos dio más valor”, recuerda Nancy durante un encuentro con 400 personas que se dieron cita en el Teatro Macedonio Alcalá en Oaxaca para escuchar a las no-actrices.

Nancy parece tener una paz inquebrantable, piensa mucho cada respuesta que da. Es tímida pero coherente al hablar.

Al ver esta película, Nancy desea que cada quien se lleve un buen mensaje: "Nos encantaría que se den cuenta de que todos somos seres humanos, todos somos iguales, las clases sociales no determinan quién eres, tu color de piel tampoco, es darnos esa misma oportunidad como hermandad entre todos y apoyarnos. Y para cada uno de ustedes que siempre sigan luchando por lo que quieren, las puertas se van a cerrar, pero alguna se ha de abrir”.

Haber hecho Roma le dio una vida que no esperaba, la obligó a salir de su rutina y aventurarse en algo desconocido. “Muchas veces se cree que ‘si estudié esto, tienes que hacer eso’, pero cuando se presentan oportunidades y puedes tomarlas, hacer algo que a lo mejor desconoces, puede ser que salga bien, arriesgarse", asegura Nancy.

Aquí puedes verla en la alfombra roja del FICM durante una breve entrevista que tuvimos con ella.