El Encuentro Nacional de Juegos y Deportes Autóctonos no es como las Olimpiadas, ni como los recientes Juegos Centroamericanos y del Caribe. Aquí no existe ni medallero, ni podio, ni competencias. En las más de 130 actividades que comienzan este Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la prioridad es la convivencia y la colectividad generada a partir de distintas expresiones lúdicas.

El origen de algunas de ellas se remonta a la época precolombina, por ejemplo, el juego de pelota purépecha o el ulama de cadera. ”No son solo deportes, son prácticas identitarias donde la gente vive la cultura a través de juego, de recuperación de identidad, de valores en riesgo de extinción”, dice Ana Claudia Collado, presidenta de la Federación Mexicana de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales (FMJDAT).

Ella ha explicado en entrevista con mexico.com en qué consisten algunos de los juegos más representativos del encuentro, que celebra su XXI edición del 9 al 12 de agosto en seis plazas al aire libre de Guanajuato. Participarán 550 personas de 24 estados y de 14 grupos originarios, como Rarámuris, Purépechas, Chontales, Mayas, Tenek, Nahuas, Tsotsiles, Mixtecos y Chichimecas.

Apunten! Apunten! ❣️#JuegosTradicionales2018 Me ayudan a difundir!

Posted by Ana Claudia Collado on Tuesday, July 24, 2018


Pelota mixteca

Es un juego de raíces prehispánicas que actualmente Se juega en el estado de Oaxaca –en la Mixteca alta y baja–, en Ciudad de México y en algunos lugares de Estados Unidos, dice Collado. “Son cinco personas en cada equipo que utilizan un guante de 5 kg de peso con una pelota de hule: su potencia es muy impresionante”, cuenta.

En Guanajuato harán la exhibición dos grupos representativos: uno oaxaqueño y uno de la capital mexicana. Además habrá talleres de este juego abiertos al público.

Un juego de pelota mixteca
Un juego de pelota mixteca
El guante que utilizan los jugadores de pelota mixteca
El guante que utilizan los jugadores de pelota mixteca


Ulama de cadera

Fue un juego muy importante en el mundo precolombino por su función ritual, social, política y económica, explica la investigadora. “En los tiempos antiguos era como el futbol: el juego con la mayor tecnología y una gran cobertura. Un estudio reciente dice que existían más de 1,500 canchas de este juego en Mesoamérica”.

Pero es en Sinaloa donde se resguardó la tradición. “Con la llegada de los españoles, estas actividades fueron migrando y ahí se conservó”, dice Collado. El juego consiste en golpear con la cadera una pelota de hule vulcanizado (“la técnica de vulcanización es uno de los elementos más antiguos de la cultura olmeca”). También existen las modalidades de mazo y de antebrazo.

El ulama de cadera ya es patrimonio cultural de Sinaloa, pero la FMJDAT está buscando que también sea patrimonio de la humanidad de la UNESCO.


Juegos rarámuris

En este bloque se encuentran la carrera de bola y la carrera de arihueta. La primera es una iniciación para los niños y la segunda, para las niñas rarámuris o tarahumara. “Ellos tienen que recorrer grandes distancias en las Barrancas del Cobre de Chihuahua desde que son muy chicos, para ir a la escuela o hacer su labores del campo, y estos juegos forman parte intrínseca de su medio de vida”, dice Collado.

Según la investigadora, el movimiento del cuerpo se hereda a través de las generaciones, y esa es la razón por la que esta comunidad del norte de México tiene grandes corredores, como Lorena Ramírez. Las carreras de bola y de arihueta forman parte de su celebración de semana santa: “Se hace un festejo de mestizaje muy importante, donde sus juegos son parte de la creencia de armonizar el mundo a través de estas prácticas”.

Carrera de arihueta
Carrera de arihueta


Pelota purépecha (uarhukua)

Este juego de origen prehispánico se practica con bastón y tiene tres modalidades: pelota de trapo, pelota de piedra y pelota encendida con fuego. La última representaba el sol en la filosofía antigua, explica Collado. “A través del juego se buscaba la armonización del cosmos. Aquí el sol tiene que luchar todas las noches para renacer al otro día y que haya un nuevo sol”.

En los últimos 10 años, la práctica de pelota purépecha se ha extendido y hoy está presenta en 10 estados de México, dice la investigadora. Durante los Juegos Autóctonos de Guanajuato, un grupo de Michoacán hará la exhibición.

Pelota purépecha
Pelota purépecha