La anatomía de sus personajes, sus rostros, los colores y los símbolos que transitan en la obra de Remedios Varo la han convertido en una de las artistas plásticas más importantes de México pero ¿qué hay del camino que tuvo que recorrer antes de ocupar este puesto? La ilustradora Silvana Ávila nos muestra este lado de la historia de la pintora en La mágica vida y obra de Remedios Varo, su más reciente libro.

“Este es un libro que requirió mucho de mi. Hice mucha investigación desde el punto de vista académico y de la investigación estética", comenta Ávila quien por primera vez se encargó tanto de escribir la historia como de realizar las ilustraciones que la acompañan por lo que buscaba presentar a la artista desde su lado más humano.

Silvana Ávila buscó presentar el lado más humano la icónica Remedios Varo.
Silvana Ávila buscó presentar el lado más humano la icónica Remedios Varo.

La autora comenta que “el primer clavo para hacer este barco fueron sus colores. Intenté abrazar estos colores azul, amarillo, rojos y ocre" de la obra de Varo para retratar su vida y, recalca, “el periodo histórico en el que ella vivió. Que se pueda imaginar los lugares que transitó, los sitios donde vivió. Traté de atarlo lo más que podía a la realidad tangible" sin dejar de lado “esta sensación de que etérea y mágica de toda su obra”.

“Su vida es un milagro y traté de anclarlo a la realidad”.

El proceso detrás de La mágica vida y obra de Remedios Varo tomó año y medio, durante este tiempo Silvana compartió pistas en Instagram con el hashtag #lamagicavidayobraderemediosvaro que ahora los lectores utilizan para unirse a la conversación sobre el libro disponible en librerías y en Amazon México.

Silvana Ávila compartió el proceso detrás del libro con el hashtag #lamagicavidayobraderemediosvaro en Instagram
Silvana Ávila compartió el proceso detrás del libro con el hashtag #lamagicavidayobraderemediosvaro en Instagram

Finalmente, Silvana Ávila señala que con este libro buscaba construir una idea de amor y además de “transmitir que hay algo más grande que nosotros obrando adelante y que nos pone el camino. Eso solo funciona si eres real, si eres genuino y si estás dispuesto a sacrificar cosas. Siento que mucho de la vida de Remedios fue aprender a dejar atrás cosas”.

Silvana Ávila estudió diseño gráfico en la ENAP y durante un tiempo se dedicó al diseño editorial y la publicidad hasta que, en 2009, decidió dedicarse exclusivamente a la ilustración por lo que ha realizado proyectos con editoriales como el Fondo de Cultura Económica, el primero fue El abuelo ya no duerme en el armario.

Te dejamos más sobre Silvana y el proceso detrás de este mágico libro.