El 24 de febrero de 2019, México se fue a dormir celebrando la victoria de Roma en los premios Oscar. El paso de esta obra de Alfonso Cuarón por las premiaciones ha sido extraordinario. Desde su estreno en la 75 edición del Festival de Cine de Venecia, donde ganó el León de Oro a Mejor Película, hasta la 91ª ceremonia de entrega de los premios Oscar, donde estuvo nominada en 10 categorías y ganó tres, destacando los premios a Mejor Director y Mejor Película Extranjera, Roma ha hecho historia para el cine mexicano e internacional.

Sin embargo, a pesar de ser hecha en México, con equipo mexicano y dirigida por uno de los cineastas nacionales más célebres de todos los tiempos, Roma es una anomalía para el cine de este país. Aquí las películas no suelen tener un proceso de producción, comercialización y premiaciones como el de Roma, apoyado por los millones de dólares de una empresa global como Netflix.

“Es una película mexicana que juega en un panorama internacional por quién es su director, por quién adquirió sus derechos de distribución y exhibición, pero no es un reflejo para nada real o directo de lo que sucede en la industria mexicana”, dice Arturo Aguilar, crítico de cine.

El director mexicano Alfonso Cuarón levanta sus tres Oscar obtenidos por 'Roma'
El director mexicano Alfonso Cuarón levanta sus tres Oscar obtenidos por 'Roma'

Los premios de Roma reconocen el talento mexicano que la creó. Pero, ¿qué impacto pueden tener sobre la industria nacional?

Las luces y sombras de Roma

Arturo Aguilar mira con reserva esta posible influencia debido a algunas consideraciones desde su origen: “Hay puntos muy particulares que la separan del retrato real del cine mexicano como industria”. Uno es Alfonso Cuarón, “este director está en una categoría muy aparte que le permite tener esta capacidad de encontrar recursos para cualquier tipo de proyecto”.

Nancy Mora, fundadora y directora de Encuadres (revista de investigación, promoción y difusión del cine) coincide con esta perspectiva e incluso la amplía respecto a lo que significaría para las audiencias nacionales. “No creo que esto represente un verdadero cambio para la industria del cine mexicano, porque no está relacionada con los premios obtenidos”, dice. “Seguramente muchos mexicanos estarán orgullosos de que un connacional gane otro Oscar, pero dudo que realmente los motive a ver más cine mexicano en las salas comerciales, que productores, distribuidores, exhibidores e inversionistas volteen a ver el cine mexicano como una verdadera industria”.

Otros especialistas miran a los premios de la más íntima película de Cuarón con una lente más optimista. “Los premios Oscar para una película como Roma significan el triunfo del buen momento del cine mexicano”, dice Ulises Castañeda, editor de La Crónica de Hoy. “Los Oscar, con todos sus vicios comerciales, siguen siendo la ceremonia más importante que celebra al cine, por lo tanto, ver a una película realizada con talento nacional triunfar ahí, será consolidar a nuestro cine”.

OJO AQUÍ: 👀 ¿Quién es Galo Olivares, el fotógrafo de Roma a quien no mencionó Cuarón?

Arturo Magaña, editor en la revista especializada Cine Premiere, coincide. “A diferencia de otros premios que hemos visto recibir a Cuarón, Iñárritu y Del Toro, Roma sí es una película mexicana”, explica. “Es la representante de México como empresa productora de cine, es una película que tuvo dinero de IMCINE, que se rodó enteramente en México, con talento mexicano, es una manufactura mexicana por donde se le vea. Va a significar un triunfo también para el cine mexicano”.

El director mexicano Ernesto Contreras, presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, ve el triunfo de Roma como algo positivo para las carreras de los involucrados, pero también para el cine mexicano a mayor escala. “Es un enorme logro que aplaudimos, un logro por supuesto de Alfonso, pero también de todos los colaboradores mexicanos, compañeros muy queridos que están nominados y representa un enorme reconocimiento para sus carreras”, dijo a mexico.com en entrevista en Los Ángeles, California, previo a la ceremonia de entrega de los premios Oscar 2019.

“Por otro lado, me parece que es importante para nuestro público mexicano ver que lo que se está haciendo en nuestro país vale la pena mirarlo, explorarlo. Está Roma pero hay muchas películas más, también importantes. Ojalá esto logre que se animen a verlas”, agregó Contreras.

Miembros del elenco de 'Roma' en la alfombra roja de la 91 entrega de los premios Oscar (Photo by Mark RALSTON / AFP)
Miembros del elenco de 'Roma' en la alfombra roja de la 91 entrega de los premios Oscar (Photo by Mark RALSTON / AFP)

El factor Netflix

El colmillo de Netflix es innegable, pues su respaldo le dio a Roma el impulso que necesitaba para verse en todo el mundo. Y viceversa: Netflix utilizó a Roma como su mejor apuesta para meterse hasta el fondo de un club selecto que toma las decisiones importantes en cuanto al cine de Hollywood. Roma le dio a esta plataforma de streaming la credibilidad y cimientos para alzarse como un estudio respetado en los más altos circuitos.

“Cómo nos pusieron a hablar de ella y cómo nos la vendieron y cómo se ha convertido en un fenómeno; es una inversión millonaria para que se hable con espectaculares, entrevistas, tours”, explica Arturo Aguilar. “Eso la pone en un lugar muy distinto a cómo juegan toda la industria del cine mexicano realmente”.

OJO AQUÍ: 👀 Así pasó ‘Roma’ del veto del cine comercial a ser un fenómeno social

Ulises Castañeda considera que la participación de Netflix tendrá repercusiones positivas para el cine menos comercial: “Ahora el streaming condicionará de alguna forma el mercado cinematográfico al meter presión sobre la rentabilidad y cantidad de producción de los grandes blockbuster, por lo tanto el cine de autor e independiente se verá beneficiado”.

Arturo Aguilar lo ve más difícil: “A nivel de prestigio nos va a hacer bien que se hable de que una película mexicana logra todos estos Oscar, pero no sé qué tanto impacto real pueda tener en que otro tipo de directores, la siguiente generación, pudiera recibir más oportunidades para hacer lo que quisieran fuera de un escenario con una empresa como Netflix”.

El talento mexicano

Parte del éxito de Yalitza Aparicio se debe a una excelente campaña publicitaria de Netflix que se ha encargado de ponerla en decenas de portadas de revistas internacionales. Nadie ha dejado de hablar de esta joven de origen indígena desde la segunda mitad del 2018. ¿Es un primer paso a una mayor inclusión de talento indígena en el cine mexicano?

Castañeda cree que más allá de los reflectores y alfombras rojas, Aparicio puede simbolizar un avance en ese sentido. “Quizás con el tiempo se convierta en la semilla para que en el cine mundial se dé mayor cabida a las historias sobre personajes con raíces indígenas”, explica el periodista y crítico cinematográfico. “En México hay una gran cantidad de ejemplos, la misma cinta Sueño en otro idioma o El Sueño de Mara’akame, por hablar de algunas, pueden llegar a tener mayor impacto si a estas películas les ponen foco los grandes reflectores del mundo”.

Yalitza Aparicio saludando en su llegada a la alfombra roja de los Oscar 2019
Yalitza Aparicio saludando en su llegada a la alfombra roja de los Oscar 2019

Magaña compara el actual impacto de Roma con lo que hizo hace más de 25 años Alfonso Arau con Como agua para chocolate (1992). “Alfonso Arau llegó a EUA con esta película que fue la película mexicana más taquillera de Estados Unidos por muchísimos años hasta No se aceptan devoluciones (2013)”, explica. “Demostró que México hacía producciones grandísimas con altísimo nivel de calidad y eso le abrió mucho la puerta a cineastas como Mandoki, el mismo Cuarón, Del Toro, Iñárritu. Permitió que la gente se diera cuenta de que en México sí se hacen cosas bien chingonas y había un semillero de talentos cinematográficos”.

Esto coincide con la perspectiva del propio Cuarón, quien dijo a mexico.com al concluir la ceremonia de entrega de los Oscar que él espera que los premios de Roma ayuden a abrir puertas no solo al cine mexicano, sino a la cinematografía hablada en español en general.

Para Ulises Castañeda, el éxito de Roma se reflejará también en cómo se filma en México: “Pone la vara más alta en cuestión de calidad, sobre todo en la especialización de aquel talento técnico que ahora ha demostrado que está a la altura de las producciones más importantes de Hollywood”.

Esta exposición internacional podría ser la clave para que los grandes estudios pongan la mirada en una nueva generación de cineastas mexicanos. “A partir del siguiente día del Oscar, la gente va a preguntarse a qué mexicanos podrían traer a hacer este tipo de historias, qué mexicanos están dirigiendo, qué historias están haciendo en México”, agrega Arturo Magaña. “Yo espero que detone una nueva era para el cine mexicano, porque creo que hay un talento enorme que sin duda alguna y en las manos correctas de Hollywood podrían hacer cosas maravillosas”.

De acuerdo con Ernesto Contreras, este efecto esperanzador podría tener repercusiones importantes al interior del país, con miras a revalorar no solo el cine nacional sino otro tipo de expresiones artísticas y culturales. “Lo que está pasando con Roma hace que los ojos del mundo volteen a ver qué está pasando aquí”, dice. Contreras resalta que este trabajo de visibilización lo han venido haciendo desde hace años, además de Cuarón, directores como Alejandro González Iñárritu, Guillermo del Toro, Carlos Reygadas y otros más. “En ese sentido, es una invitación a quienes nos gobiernan ahora para apoyar lo que se está haciendo”.

En 2019, el Presupuesto de Egresos de la Federación contempló una reducción importante de recursos para distintas instancias culturales. La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, que preside Contreras, no fue considerada dentro del presupuesto y su situación financiera está en suspenso. “He tenido oportunidad de conversar con Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, recientemente y por supuesto que hay apertura”, agrega el director. “Estamos viviendo un momento incómodo en el que se aterrizan muchas cosas. Si bien ha habido recortes a cultura, confío en que este tipo de cosas también sirvan para decir por qué es importante la cultura y por qué es importante el cine para nuestro país”.