Uno de los requisitos indispensables para salir a jugar con tus primos y tus vecinos era tener patines, bicicleta, Avalancha o, si eras el más chiquito del grupo, un triciclo. Y si éste te lo traían los Reyes Magos. la opción más confiable siempre fue Apache por una cuestión muy sencilla: eran súper resistentes.

Tanto, que hasta en su publicidad siempre mencionaban que tenían un año de garantía e incluso resistían el peso de un elefante. Si no nos creen este comercial que les llenará los ojos de nostalgia.

Apache es una marca 100% mexicana que fue fundada en 1956 y su primer producto fueron justamente los triciclos rojos y azules, tiempo después vinieron los carros de bomberos y ambulancias de pedales, además de las bicicletas infantiles.

Los carritos de Apache actualmente son considerados piezas de colección.
Los carritos de Apache actualmente son considerados piezas de colección.

Hasta nuestros días, sus productos se venden en las tiendas especializadas en bicicletas, en jugueterías, supermercados y en tiendas departamentales. La marca nació en el estado de Tlaxcala, donde actualmente se siguen fabricando.

Si los triciclos te causan nostalgia, sentirás aún más cuando sepas que Apache también fabrica Avalancha, un montable que consiste en una tabla con ruedas, volante y freno manual —que sinceramente no servía de mucho cuando decidías aventarte por una pendiente muy inclinada—.

Durante décadas, el mercado de las bicicletas y los montables fue exclusivo de Apache y, por fortuna, la marca ha sabido enfrentar muy bien el paso del tiempo sumando más niños a su “tribu”, porque así llaman a sus consumidores quienes actualmente pueden elegir entre tres tipos de triciclo —por cierto, uno con canastilla de diseño vintage—, patines del diablo, la clásica Avalancha y montables con motor como esa flamante cuatrimoto.

Al paso del tiempo la familia Apache ha ido creciendo.
Al paso del tiempo la familia Apache ha ido creciendo.

Otro punto importante para su sobreviviencia es que han sabido adaptarse a los gustos de su mercado, actualmente no solo venden los típicos triciclos azul y rojo sino que han adquirido licencias de caricaturas como Peppa Pig y Distroller, por lo que ahora tienen modelos costumizados sin perder su esencia y el espíritu de la tribu que no se ha cansado de pedalear por generaciones.

Los niños ahora pueden escoger entre el clásico triciclo y productos con personajes que ven en las caricaturas.
Los niños ahora pueden escoger entre el clásico triciclo y productos con personajes que ven en las caricaturas.