Hace dos años, Yalitza Aparicio y Nancy García pensaban que su vida consistiría en terminar su carrera en Educación y dar clases a niños. Hoy, ambas caminan por la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de Morelia (aunque ya han pisado otras como Venecia y Cannes) de la mano de Alfonso Cuarón, director mexicano ganador del Oscar.

Ambas son mixtecas, aunque Yalitza no habla la lengua de su comunidad de nacimiento, fue justo Nancy quien le enseñó, pues además lo traduce al español. Su historia se desarrollaba en Tlaxiaco, Oaxaca, donde un buen día un grupo de personas llegó a hacer un casting, Yalitza simplemente acompañó a su hermana, quien tuvo curiosidad por ver qué diablos era eso. Hizo las pruebas también. Días después, le llamaron de la producción para ir a Oaxaca y luego a Ciudad de México para seguir el proceso de elección de reparto.

“Había cierto temor por ir. Solo se sabía que iba a ser una película en el Estado de México, algo sumamente extraño. Mi familia se opuso a que yo asistiera, pero al final fui con mi mamá (para descubrir que no se trataba de tráfico de mujeres, algo muy común en nuestras comunidades). Cuando conocí a Alfonso, no sabía quién era. Investigué muy poco, apenas fotos para poder reconocerlo, obvio no fue lo suficiente”, dice con una risa tímida Yalitza mirando de reojo a Cuarón durante una conferencia de prensa en el Teatro Ocampo en la capital michoacana.

“Son las mejores amigas, tienen un vínculo afectivo establecido, un poco como Diego y Gael en Y tu mamá también”, asegura en tono bromista el cineasta Alfonso Cuarón, quien las eligió para ser parte de su más reciente película, Roma.

 Nancy García, Yalitza Aparicio y Alfonso Cuarón en el Teatro Ocampo en Morelia
Nancy García, Yalitza Aparicio y Alfonso Cuarón en el Teatro Ocampo en Morelia

Yalitza desconocía el proceso para hacer una película, para ella no era tan extraño carecer de un guion, lo cual le ayudó, porque no estaba acostumbrada a ensayar o a entrar en personaje, ella simplemente vivía la película como si fuera su día a día: “En nuestra vida no tenemos un guion, no sabemos lo que va a pasar, solo nos vamos sorprendiendo con cada momento”.

El set de grabación resultó de lo más extraño, bochornoso y atemorizante, pues decenas de personas estaban a su alrededor observando lo que hacía, pero poco a poco logró olvidar que existía esa multitud de miradas sobre ella. “De repente ya solo era yo, en ese espacio con los niños. Me transportaba a ese momento”, explica Yalitza.

El no tener un guion, no solo les dio la libertad de ir creando a sus personajes, sino también les metió mucha curiosidad por saber qué seguía en la historia. “En el set se volvió una tradición preguntarnos ¿qué crees que pase mañana?”, recuerda Nancy.

Still de la película 'Roma' donde Cleo (Yalitza Aparicio) lava la ropa en la azotea
Still de la película 'Roma' donde Cleo (Yalitza Aparicio) lava la ropa en la azotea

Amistad y complicidad

Yalitza conoció a Nancy hace seis años, tiempo que les permitió formar un lazo amistoso y tener la confianza como para invitarla a participar en ese proyecto tan secreto del que ella ya formaba parte: “Le dije ‘oye, no estás haciendo nada en tu casa, vente a acompañarme’", recuerda la protagonista de Roma.

“Nos ayudó no conocerlo (a Cuarón), no saber el maestro que es. Yalitza me invitó al casting. Yo había visto su película de Gravedad, pero nada más”, agrega Nancy, quien ve su vida actual, regresa dos años atrás y reconoce: “Todo ha sido una gran aventura”.

Ahora, sobre la alfombra roja, unos minutos antes del estreno de Roma, las dos jóvenes mixtecas se muestran seguras ante las cámaras. Ambas visten de negro. Yalitza presume un pelo extralacio que le llega a la cintura y Nancy el suyo con ondas. Las dos confiesan que jamás esperaron verse en este momento.

“Esta película me hizo creer mucho en mí. Salir de la rutina fue algo muy bueno, porque se cree que ‘si estudié esto, tengo que hacer esto’, pero cuando se presentan oportunidades y puedes tomarlas, hacer algo que a lo mejor desconoces, puede ser que salga bien, arriesgarse", dice Nancy en entrevista con mexico.com.

Para Yalitza, Roma ya significó una nominación como Mejor actriz revelación en los premio Gotham, otorgados anualmente por Independent Filmmaker Project. El papel de Cleo, la empleada doméstica y nana de los niños en la cinta ha ocasionado “un giro tremendo” en su vida: “Jamás imaginé estar en un lugar así, era algo que jamás había soñado", agrega.

Muchos la llaman “Cleo”, pues, según dice la actriz, es mucho más fácil de recordar y de pronunciar que su propio nombre.

— ¿Te identificas con Cleo?, le preguntamos.

— Claro que me identifico con ella. Nos parecemos en el amor que siente a su familia, siento que eso nos caracteriza. Cuando supe qué personaje era, cuando me contaron parte de su historia, me di cuenta de que era una manera de honrar a mi mamá —ella es empleada doméstica— y también hubo partes de la historia de Cleo que las vivo yo y que semejaban a mi hermana, todo esto me permitió abrazar completamente al personaje. Con mi trabajo yo quería que todas las mujeres y empleadas domésticas se sintieran honradas porque las voltearan a ver en una película como ésta.

La vida es la que te enseña, el cine es una parte circunstancial en la vida.

Yalitza Aparicio, actriz


El efecto Roma

A raíz de grabar Roma, a Nancy le entró la cosquilla por el activismo por hacer algo por las mujeres, por fomentar que no están predestinadas a ser amas de casa, trabajadoras domésticas o a vivir encerradas en una casa. “Estoy trabajando con un grupo de mujeres, es grandioso poder ayudar. La idea es decirles que salgan de la rutina y sean curiosas”.

Nancy opina que las mujeres tienen una fuerza especial, que a veces cuando deciden intentar algo que parece imposible, al final lo logran: "Muchos van a decir que por ser mujeres, por no estudiar no lo vamos a poder hacer. Basta creer que es posible, sacar esas fuerzas y hacerlo”.

México tiene un gran diversidad cultura, Oaxaca también, y me siento muy orgullosa de que me haya dado la oportunidad de hablar el mixteco en esta película y que las personas conozcan que tenemos mucha cultura, sin embargo, nos hemos dejado llevar por aparentar algo que no somos y olvidan a lo que en realidad pertenecemos.

Nancy García, actriz de Roma

Las dos chicas mixtecas aceptan que esta película deja un mensaje distinto en cada espectador, todo depende de las experiencias de cada quién. “En lo personal, Roma se trata de ver esa igualdad en los seres humanos, a no hacer menos a alguien por su nivel socioeconómico, por su raza, por su género. Es entender que las empleadas domésticas tienen una vida fuera de la casa, pero al mismo tiempo están dando lo mejor de ellas en su trabajo”, concluye Yalitza Aparicio, quien se despide apurada, pues debe seguir dando entrevistas.

Fe de erratas: Una versión anterior de este texto identificaba incorrectamente a las actrices Yalitza Aparicio y Nancy García como mixes.